España envía un buque de la Armada a salvar a los migrantes del ‘Open Arms’

Nadie quiere al Open Arms

La crisis del ‘Open Arms’ ha experimentado un giro inesperado. Poco después de que el buque de la Armada española Audaz saliera de la base de Rota con la orden de rescatar a los 83 inmigrantes que permanecen a bordo del ‘Open Arms’, Luigi Patronaggio, fiscal de Agrigento (Sicilia), ha dado órdenes de que el buque sea incautado y se produzca el desembarco inmediato de los migrantes.
«Tras 19 días, desembarcaremos hoy en Lampedusa. Se incautará el barco temporalmente, pero es un costo que Open Arms asume para asegurar que las personas a bordo puedan ser atendidas. Consideramos indispensable priorizar su salud y seguridad en esta emergencia humanitaria», ha publicado Òscar Camps, fundador de la ONG, en Twitter. «Por fin se acaba la pesadilla».
Esta decisión ha sido tomada por el fiscal después de realizar una visita al buque, que se encuentra a 800 metros de Lampedusa sin permiso de entrar en el puerto. . «La situación en el barco es explosiva, de máxima urgencia», señaló Patronaggio, que fue a la isla en helicóptero junto con dos médicos.
Fuentes del procedimiento a las que ha citado la agencia Efe, han manifestado que el fiscal se encuentra investigando si se ha violado el artículo 328 del Código Penal, que recoge la omisión del cumplimiento de un deber que, «por razones de justicia o de seguridad pública, o de orden público o de higiene y salud, debe ser cumplido sin retraso», con una pena de hasta dos años de prisión. A pesar de que no se le menciona, quien ha alardeado de impedir el desembarco de los migrantes, ha sido Matteo Salvini, ministro del Interior de Italia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.