España, en semifinales

España, en semifinales

En semifinales del Mundial de baloncesto se ha metido la selección española tras vencer a Polonia por 90-78. Han tenido que pasar trece años para que España vuelva a estar entre los cuatro mejores del baloncesto mundial. Además, da un paso importante para meterse, también, en la cita olímpica de Tokio 2020.

A los de Sergio Scariolo les es suficiente que Estados Unidos venza a Francia o que Australia gane a República Checa para hacerse con una de las dos plazas olímpicas reservadas a las selecciones europeas, ya que Serbia cayó eliminada ante Argentina.

El combinado español llegó a China con muchas bajas, a pesar de lo cual consiguió un resultado más que notorio. El paso siguiente será el viernes frente a Australia o República Checa.

Los jugadores españoles demostraron el altísimo nivel con que cuentan. Y eso que Polonia no lo puso nada fácil, colocándose a tan sólo cuatro puntos a falta de cinco minutos del final (76-72). Pero no bastó para hacer sucumbir a los Ricky Rubio y compañía. Dos triples de éste, el mejor del partido, contribuyeron a endosar un parcial de 9-0.

El base catalán estuvo a punto de lograr el doble-doble, anotando 19 puntos y dando 9 asistencias. Con ello también desbanca va a Pablo Prigioni como máximo asistente de los mundiales. Y es que la buena puntería española se hizo notar.

Rudy Fernández lograba cinco triples de cinco intentos, mientras que Juancho Hernangómez se iba al descanso sin fallar ni un solo tiro de campo, anotando 14 puntos. Hasta diez puntos (38-28) sacaron a la selección polaca en el minuto 15.

Y esa no fue la máxima renta, sino los 14 puntos del minuto 23, al poco de iniciarse la segunda manga (58-44) y un parcial de 10-0. A pesar de la clara superioridad, el técnico no quiso ponerse en riesgo: “No quiero excusas ni tonterías”, advirtió a sus jugadores. No en vano, al descanso se llegó con 46-41.

Y es que los cinco gigantes polacos sobre la cancha también jugaban. Fue entonces cuando Willy Hernangómez tomó las riendas del encuentro, anotando doce puntos seguidos para mantener, así, la ventaja del equipo español.

Luego, como viene siendo habitual, Ricky volvió a tomar las riendas y todo fue mucho más fácil. Ahora toca esperar a lo que hoy suceda entre Australia y República Checa para marchar a Pekín a disputar las semifinales en el Wukesong Sport Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *