España declara la guerra arancelaria a Estados Unidos

España declara la guerra arancelaria a Estados Unidos

Con motivo de la guerra arancelaria declarada por la Administración de Donald Trump a numerosos productos agroalimentarios españoles, el Gobierno de Pedro Sánchez llamó a consultas a Duke Buchan, embajador estadounidense en Madrid, para trasladarle el “rechazo frontal” del Ejecutivo a los anunciados aranceles.

Un gesto poco habitual en la diplomacia, toda vez que estos asuntos comerciales suelen dirimirse en comisiones o entre cónsules comerciales, o mediante una mera “nota verbal”. El calado de este gesto reside también en que la convocatoria la ha hecho Marco Arguiriano, secretario de Estado para la UE. Lo cierto es que vendría a demostrar la, al menos aparente, firmeza con la que actuará el Gobierno.

Así, en un comunicado, Moncloa reitera la voluntad de acuerdo, pero, en caso de que la Administración Trump rechace negociar con la Unión Europea, el Ejecutivo “español reaccionará de forma inmediata con firmeza y claridad” con el fin de defender los intereses de ciudadanos y empresas españoles.

A partir del próximo 18 de octubre entrarán en vigor las nuevas subidas arancelarias. Éstas llegan después de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizó a Estados Unidos a hacerlo en compensación de las ayudas recibidas por el Airbus desde los gobiernos europeos, en especial Alemania, España, Francia y Reino Unido, los socios del consorcio del fabricante aeronáutico.

Si se confirman los aranceles, el Ejecutivo de Sánchez pedirá a la Comisión Europea que se adopten medidas inmediatas, basándose en resoluciones anteriores de la OMC que permitirían a la UE imponer tasas por valor de más de 4.000 millones de euros que no se aplicaron completamente.

Desde Moncloa advierten de que “la UE ha conservado el derecho a restablecer la legislación necesaria para imponer contramedidas de manera inmediata en pleno cumplimiento de las normas de la OMC”.

Al margen de estas medidas, el Gobierno pedirá la movilización inmediata de recursos financieros del bloque comunitario enmarcados en la gestión de crisis para el sector agrícola para tratar de paliar los efectos que conlleven los aranceles sobre este sector.

Moncloa sostiene que el Ejecutivo ha defendido en el último año alcanzar soluciones “acordadas, equilibradas y satisfactorias para ambas partes en este caso”. Además, en unos meses se sabrá la resolución de la OMC en respuesta a las ayudas que el Gobierno estadounidense podría haber concedido a Boeing, rival de Airbus.

Es justo lo mismo, pero al revés, por lo que el organismo regulador del comercio mundial ha fallado a favor de Estados Unidos, habilitando a imponer aranceles en compensación. De fallar en ese caso a favor de la UE, el bloque comunitario quedará habilitado para subir las tasas arancelarias a productos estadounidenses.

 

1 thought on “España declara la guerra arancelaria a Estados Unidos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *