España, bajo la gota fría

España, bajo la gota fría

Se trata del temporal más grave de la última década.
Desde ayer la Península y Baleares están bajo la gota fría más intensa de los últimos diez años. Propiamente, deberíamos hablar de este fenómeno meteorológico como temporal mediterráneo de octubre u otoño. Una gota fría o DANA, Depresión Aislada en Niveles Altos, consistiría en una borrasca en las capas medias y altas de la troposfera que no tiene reflejo en la superficie. Lo que ocurre es que sí está teniendo reflejo en superficie, por lo que no es una gota fría.

Con independencia de la terminología empleada, este nuevo episodio de lluvias torrenciales mantiene hoy en alerta roja a Castellón, Teruel y Tarragona, y ha obligado a dejar a miles de escolares sin clase, a cerrar parques y jardines y al cierre de varios tramos de la red principal y secundaria de carreteras. Además, algunos destrozos, como la caída de un falso techo de una sala del Hospital Civil de Málaga, donde una auxiliar de enfermería ha resultado herida leve. También han tenido que reubicarse a los pacientes por su seguridad.

Hoy no habrá clases ni en colegios ni institutos ni en las universidades de Valencia y Castellón. Tampoco habrá actividades educativas y deportivas en Cullera y Sueca, y el Ayuntamiento de la capital del Turia ha cerrado los parques y jardines de la ciudad.

De momento, el temporal ha dejado hasta 173 litros por metro cuadrado en Sueca, aunque no se han registrado incidentes graves, y anoche avanzaba hacia la provincia de Castellón. En la capital valenciana cayeron 91 litros por metro cuadrado, siendo los momentos de mayor intensidad cuando durante cuatro horas cayeron 60 litros por metro cuadrado.

En Castellón, varias personas han tenido que ser rescatadas en sus vehículos al quedar atrapadas por la lluvia. No hay que lamentar daños personales. En esta misma provincia, Almenara ha permanecido incomunicada por carretera y ferrocarril durante un tiempo después de que cayeran 164 litros por metro cuadrado en apenas tres horas y media. Las lluvias se intensificaron durante la noche en el interior de Castellón.

A su vez, en Baleares, se desbordó un torrente en Manacor, en concreto en el camino de Bendrís, siendo esté el incidente más destacado.

Bomberos y Protección Civil insisten en pedir a la población precaución si tienen que coger el coche.

El tráfico aéreo también se ha visto afectado y en la noche de ayer dos vuelos de Valencia a Alicante tuvieron que desviarse. Igualmente, con respecto a las grandes infraestructuras, se cerró el puerto de Castellón, la Pista de Silla y otras carreteras. También el tráfico ferroviario se ha visto afectado, en especial los trenes de cercanías, y una estación de Metrovalencia quedó inundada.

El temporal se desplaza ahora hacia el norte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.