Erdogan ya tiene oposición

Erdogan ya tiene oposición

Ekrem Imamoglu, candidato a la alcaldía de Estambul, se ha convertido en los últimos tres meses en una gran imagen de la oposición en Turquía contra Recep Tayyip Erdogan, actual presidente. La victoria lograda en las elecciones de marzo, aunque anuladas dos meses después, puede repetirse y expulsar, de este modo, al partido del mandatario, Justicia y Desarrollo (AKP), tras 25 años.

La victoria de Imamoglu en los comicios municipales de marzo le ha llevado a convertirse en la principal imagen de la oposición, y también en el objetivo de propaganda del AKP, que le ha acusado con palabras de Binali Yildirim, su rival para lograr la alcaldía, de tener relación con grupos terroristas.

Por su parte, Imamoglu no ha respondido a esas acusaciones y su postura ha sido mantener un perfil bajo, con intención de integrar y un claro mensaje de campaña: “Todo va a salir bien”.

Ello ha dado resultado ya que Imamoglu, representante del Partido Republicano del Pueblo, supera en nueve puntos de ventaja al partido de Yildirim, tal como han informado las últimas encuestas, que pronostican una subida del 0,2% de la diferencia que le dio la victoria en las municipales, posteriormente anuladas por petición de AKP.

“Vamos a hacer campaña contra la injusticia hasta el último minuto. Eso es lo único que hemos tocado en esta nueva elección. Estamos en un punto de inflexión”, ha afirmado Imamoglu.

Por su parte, Erdogan intenta mantener su mandato en Estambul, por medio de acusaciones contra Imamoglu. Una de esas acusaciones ha sido la de hacer trampas en un debate ya que, según afirma, Imamoglu conocía las preguntas con anterioridad. La segunda acusación es en relación con el clérigo Fetulá Gulen, cerebro del fallido golpe de Estado de 2016, considerando Erdogan que Imamoglu está relacionado con el grupo terrorista.

Pero la agresividad de Erdogan ha provocado el efecto contrario ya que, debido a sus palabras, se ha disparado la popularidad de Imamoglu, y miles de personas asisten a sus mítines en vez de pequeñas reuniones con las que éste comenzó su campaña a las municipales.

“¿Sabéis lo que me demuestra que un partido político no deje de denigrar y de calumniar a su oponente? Que saben que han perdido”, dijo Imamoglu el pasado miércoles.

La popularidad de Imamoglu ha ascendido hasta tal punto que los analistas ya le vislumbran como candidato a la Presidencia de Turquía. “Con semejante expectación, no me extrañaría que acabara siendo el rostro de la oposición. Creo que va a formar parte del futuro político de Turquía, aunque pierda”, ha trasladado el periodista Deniz Zeyrek.

Howard Eissenstat, investigador del grupo de estudios norteamericano Proyecto para la Democracia en Oriente Próximo, da casi por seguro que Imamoglu gane las elecciones. “No veo mucho motivo para que pierda votos este domingo”, ha manifestado el investigador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *