Erdogan avisa: “Estados Unidos ahora es parte del problema”

Erdogan avisa: “Estados Unidos ahora es parte del problema”

“No permitiremos que hoy sea el día en que el mundo musulmán pierde Jerusalén”.
Así se ha manifestado Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, en respuesta a la represión israelí por las protestas palestinas debidas al traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, y ha anunciado medidas, la primera, llamar a los embajadores de Turquía en suelo estadounidense y en Israel para protestar por el cambio de lugar de la delegación diplomática norteamericana de Tel Aviv a Jerusalén, un reconocimiento implícito de que la Ciudad Santa es la capital israelí.
Desde el 30 de marzo vienen sucediéndose protestas con motivo de la Nakba, Catástrofe, en que se conmemora el éxodo palestino a causa de la creación del Estado de Israel. Pero los ánimos se han encrespado debido a la inauguración de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén. Así, Donald Trump ha echado por tierra el único punto de consenso en la comunidad internacional sobre el conflicto entre israelíes y palestinos, que el estatus de la Ciudad Santa debía ser pactado. De los 193 miembros de la ONU, 128 pidieron a Washington que se retractara. La inauguración de la delegación diplomática provoco mayores protestas en la Franja de Gaza, donde al menos 55 palestinos han muerto y más de 2.700 han resultado heridos tras los ataques, en represalia, del Ejército israelí.
Bekir Bozdag, viceprimer ministro turco, declaró que “hoy será recordado en la historia como el lunes sangriento en todos los países musulmanes”, y adelantó que Turquía ha solicitado una reunión urgente de la Organización para la Cooperación islámica para el viernes. Por su parte, Erdogan ha convocado para ese mismo día una movilización popular en Estambul en solidaridad con los palestinos, asegurando que “no permitiremos que hoy sea el día en el que el mundo musulmán pierde Jerusalén”. El presidente turco entiende que Estados Unidos ha perdido la legitimidad para ser mediador entre los israelíes y los palestinos y que “ha elegido ser parte del problema, en lugar de parte de la solución”, violando el Derecho Internacional y yendo “en contra de las decisiones de Naciones Unidas”, advirtiendo de que Estados Unidos se ha convertido en cómplice de Israel, y asegurando que Turquía siempre estaba junto al pueblo palestino. El primer ministro turco, Binali Yildirim subrayó que esta provocación, respecto al cambio de lugar de la delegación diplomática estadounidense, solo empeorará los problemas “haciendo la paz más difícil”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.