ERC y Bildu puentean a Iglesias y llaman a Sánchez

ERC y Bildu puentean a Iglesias y llaman a Sánchez

Monumental enfado de Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, porque se ha enterado de que ERC y Bildu quieren y pueden negociar directamente con Pedro Sánchez, jefe del Ejecutivo, determinados asuntos en momentos puntuales.

De este modo, ambos partidos nacionalistas e independentistas optan por desvincularse de la ‘alianza’ que el también líder de Podemos ha querido tejer como estrategia. Una estrategia que, por otro lado, beneficia sobre todo a la de la formación morada en su intento de gobernar dentro del Gobierno.

Todo esto se ha visto evidente a cuentas de la ley de Igualdad de Trato que Iglesias intentó de bloquear. Contactó con ERC, y también con Más País y Compromís, para que se abstuvieran en la votación de la conocida Ley Zerolo.

Incluso, según algunas fuentes, con el PP para preguntar cuál sería el sentido de su voto, algo que nunca habían hecho los morados.

Sin embargo, se encontró con un portazo y bastante malestar por parte de algunos de los contactados. Sobre todo en la formación valenciana que lidera Joan Baldoví por intentarles meter en el enfrentamiento con el PSOE. Al menos así lo asegura en Vozpópuli Luca Constantini.

Para Iglesias, que los socialistas registraran la Ley Zerolo sin consensuarla es una traición porque es materia que compete al Ministerio de Igualdad. De hecho, apuntan a Carmen Calvo y al propio Sánchez de estar detrás de esa maniobra que aparca la Ley Trans que elabora Irene Montero.

En cambio, en su intento de enviar un mensaje contundente al PSOE se encontró con el portazo de los republicanos catalanes.

Desde el seno de Podemos, algunos señalan que la negativa de catalanes y vascos deja patente que no aceptan el rol de intermediario de Iglesias.

Algunos justifican la posición de ERC y Bildu

Incluso, algunas voces critican la postura del líder morado. “Pablo no puede pensar en ser el referente de todas las izquierdas de este país, y menos de los vascos y catalanes. Ya es mucho que haya logrado que Alberto Garzón le haya entregado su partido. Pero intentarlo incluso con Más País y Compromís es un error de bulto”, explican a Vozpópuli.

La idea de Iglesias es mantener esa estrategia de los 53 diputados que suman Unidas Podemos, ERC y Bildu. Es más, la considera esencial para su propia supervivencia en el Consejo de Ministros.

Lo logró en el debate presupuestario, convenciéndoles de que la llegada de los fondos europeos sólo sería posible si salían adelante las Cuentas. Pero hasta ahí llegó la ‘alianza’.

Además, desde el partido morado creen que el PSOE considera a Montero el “flanco débil de Iglesias”. “Pablo e Irene son una cosa sola. El PSOE ha atacado a Irene Montero porque no se ha resignado a que Igualdad la controla Podemos, y también porque consideran que ese es el flanco débil de Iglesias”, apuntan desde Podemos.

El caso es que los republicanos catalanes y los independentistas vascos prefieren ir por libre. Aceptarían una intermediación de Iglesias coyunturalmente, pero se saben capaces de puentearlo y negociar directamente con el presidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.