ERC: “No es no”

ERC: “No es no”

En el ‘no’ a la investidura de Pedro Sánchez sigue instalada ERC y ahora pide que comience la negociación que, dicen, no ha avanzado desde el encuentro entre Gabriel Rufián y Adriana Lastra. A juicio de la formación republicana, son los socialistas quienes “deben moverse”.

“Nuestro objetivo no es facilitar la investidura, es encontrar una solución al conflicto político en Cataluña. Si no quieren encontrarla, que no cuenten con nosotros”, ha señalado en rueda de prensa Marta Vilalta, secretaria general adjunta y portavoz de ERC.

Los republicanos catalanes han puesto como condición, desde el 10N, la creación de una mesa de negociación. Hasta ahora era solo eso, pero ahora añaden cómo debe configurarse. Así, quieren que se establezca un calendario y que haya garantías del cumplimiento de los acuerdos que en ella se adopten.

“Queremos hablar entre iguales y de todo. Un diálogo entre iguales, que se pueda hablar de todo”, ha indicado. Ya en un comunicado emitido el pasado jueves, se ponía como condición “abandonar la vía represiva” para hacer frente al conflicto político entre el Estado y Cataluña.

“Sin estas garantías, no podrá haber en ningún caso un replanteamiento del Grupo Republicano en el Congreso”, apuntaba, pero no se exigía referéndum de autodeterminación ni el indulto a los políticos independentistas en prisión.

La cuestión del calendario no se mencionaba entonces, aunque sí se hablaba de avanzar en “materias sociales urgentes” y de una mesa de partidos fuera del Parlament. A ello se añadía volver a la declaración de Pedralbes.

Al calendario y las garantías, incorporan una condición más, no recuperar en el Código Penal el delito de referéndum ilegal prometido por Sánchez durante la campaña electoral.

“Todo lo que conduzca a soluciones penales nos aleja de todo acuerdo”, advertía Pere Aragonès, vicepresidente de la Generalitat, ese mismo jueves en declaraciones en Onda cero. “No vamos a aceptar imposiciones del Estado”, añadía.

Si “el programa de Sánchez es calcado al de Ciudadanos, no podrá tener nuestro apoyo” porque los socialistas estarían asumiendo “las tesis del nacionalismo español”, lo que no aceptarían los republicanos catalanes.

“Todo lo que lleve tratar de manera penal lo que es algo político tendrá nuestro rechazo”, hizo hincapié Aragonès, a la vez que reiteraba la necesidad de una “solución acordada, política y democrática”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.