ERC y JxCat se ponen de acuerdo para formar gobierno

ERC y JxCat se ponen de acuerdo para formar gobierno

El objetivo de ERC y JxCat era evitar la repetición electoral, por lo que redoblaron esfuerzos en el fin de semana para alcanzar un acuerdo. Sabían que existía la posibilidad de que el PSC volviera a ganar las elecciones e, incluso, alcanzar una mayoría suficiente para arrebatarles la Generalitat.

Finalmente, alcanzaron un principio de acuerdo que hará president a Pere Aragonès, pero, a cambio, ERC pierde Justicia a favor de los neoconvergentes. Además, el partido que lidera desde fuera de Cataluña Carles Puigdemont también se queda con Economía, Salud Pública y Exteriores.

Por su lado, los republicanos conservarán Educación y se hacen con Interior y carteras sociales, como Empresa, Acción Climática o Feminismo e Igualdad. Asimismo, con Presidencia, de quien dependen los medios públicos catalanes, aunque no está claro qué pasará con TV3.

Los neoconvergentes querían Justicia para poder encabezar la estrategia del indulto de los presos del procès, pero también ‘disfrutar’ de los fondos europeos que lleguen a Cataluña.

A su vez, el área de Salud era importante para los de Puigdemont para tratar de rentabilizar electoralmente la salida de la crisis sanitaria.

También, Exteriores. De este modo, el ex president podrá dominar el relato internacional de la causa independentista a través del Consell per la República.

La CUP recela del acuerdo alcanzado por ERC y JxCat

Así, ambas formaciones evitan una repetición electoral y alejan algunos fantasmas, aunque seguirán las tensiones. De hecho, la CUP, con quien ERC ya tenía un pacto, recela del acuerdo entre republicanos y neoconvergentes. Más que nada porque su pacto con los republicanos podría quedar desvirtuado.

Por tanto, JxCat logra reeditar un Govern de coalición después de grandes presiones de la ANC, que amenazó con retirar su apoyo. “Costase lo que costase” había que entrar en el Ejecutivo, al tiempo, metían presión los más radicales del partido de Puigdemont.

Pero quien más ha cedido es ERC, que a última hora retiraba su ultimátum de la pasada semana, cuando dio por rotas las negociaciones con JxCat. No hay que olvidar que fue Aragonès quien se levantó de la mesa y afirmó que no volvería a negociar hasta que fuera investido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.