Enero destruyó un cuarto de millón de empleos

Enero destruyó un cuarto de millón de empleos

Casi un cuarto de millón de empleos se destruyeron en enero de este 2020, un mes que nunca es bueno para el mercado laboral. En concreto, se destruyeron 244.044 empleos, la mayor caída de afiliación en este mes desde 2013.

A pesar de ello, el número de cotizantes a la Seguridad Social sigue situándose en más de 19 millones de personas. Más concretamente, en 19,164 millones. Así lo ha difundido el Ministerio de Seguridad Social.

Es habitual que en enero se destruyan empleos y aumente el paro, en este mes 90.248 desempleados más. Es el peor enero desde 2014, con lo que, de acuerdo con los datos aportados por el Ministerio de Trabajo, se situó en 3,25 millones.

Muchos contratos de temporada finalizan en el comercio minorista y en hostelería al acabar la Navidad. También los vinculados al año natural. Asimismo, la ralentización de la economía se ha hecho notar en este enero. Un ejemplo es descenso de matriculaciones de coches en casi un 8%. No obstante, el empleo sigue creciendo al mismo ritmo que en enero de 2018, al 1,83%, aunque por primera vez baja del 2% del verano de 2014.

Con todo, también hay cifras positivas. Unas de ellas son las relacionadas con los números en términos desestacionalizados. Si no se tienen en cuenta los datos de la temporalidad de las campañas de empleo (Navidad, verano, etc.), continúa aumentando la afiliación.

Igualmente, el número de afiliados en enero es el más alto de la serie en este mes. Todo ello demuestra que la tendencia y la inercia de los seis años de recuperación tienen un carácter alcista.

Enero es un mes en que habitualmente se pierden empleos

Si analizamos el ritmo de afiliación por ramas de actividad, varias cumplen con lo habitual en un mes de enero, destacando el comercio y la hostelería.

De hecho, y solo en el régimen general, pierden 43.057 y 42.987 cotizantes, respectivamente. También, los servicios auxiliares, la sanidad, la industria manufacturera y el transporte. Este último se ve influido por la marcha del comercio por su actual fuerte vinculación al negocio electrónico.

Los datos aportados arrojan que, por sexos, la caída de las afiliaciones afectó en más de 120.000 pérdidas a ambos. Así, la cotización de los hombres se sitúa en 10,22 millones de personas (+1,23% que hace un año). La de las mujeres, en 8,94 millones (+2,53%).

Respecto a la contratación, en este primer mes de 2020 se firmaron 1,76 millones de contratos (-5,02% que en 2019). Destaca el descenso en los temporales, un 5,42% menos que en el año anterior.

En 2019 el empleo indefinido subió y bajó el temporal, aunque creció el número de contratos temporales y cayeron los fijos. En España se firman al año más de 20 millones de contratos, un signo de la alta inestabilidad y precariedad, sobre todo por el gran número de ellos de muy corta duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *