Encuesta: Ayuso necesitaría a C’s para gobernar

Encuesta: Ayuso necesitaría a C’s para gobernar

Nueva encuesta sobre las elecciones en la Comunidad de Madrid que ratifica que Isabel Díaz Ayuso, la presidente saliente, necesitaría de Vox y de Ciudadanos para gobernar en la región.

El anuncio de Pablo Iglesias, todavía vicepresidente segundo del Gobierno, beneficia sólo a dos partidos: Unidas Podemos y el PP. Los populares se refuerzan con respecto a una encuesta anterior también de DYM para 20 minutos.

Antes del anuncio hecho por Iglesias, Ayuso contaba con el respaldo del 32,9%. Ahora, un 36,5% de los encuestados manifiesta que votará por la candidatura popular.

Asimismo, que el vicepresidente segundo se presente a la presidencia de la Comunidad madrileña ha sido un revulsivo para los morados. Poco antes de su anuncio, sólo el 4,5% pensaba en votar por Unidas Podemos.

Eso suponía la desaparición del partido en la Asamblea de Vallecas. Sin embargo, ahora un 8,7% de los preguntados indica que votará por la candidatura de Iglesias.

En términos de escaños, con esa estimación de voto, Ayuso se haría con entre 50 y 53 diputados. Por su lado, Unidas Podemos conseguiría sentar a 11 ó 12 parlamentarios.

En cuanto al resto de las fuerzas políticas, todas bajan en estimación de voto. Así, el PSOE de Ángel Gabilondo pasa del 27,7% de los sufragios de antes del anuncio de Iglesias al 23,2%. Esto supone que también baja en su representación actual, pasando de 37 diputados a entre 31 y 33.

Más Madrid también sufre, puesto que antes de que el vicepresidente segundo se postulara, tenía una estimación de voto del 15,1%. Tras ello, pasaría a cosechar un 13,1% y entre 18 y 19 escaños, uno o dos menos que los 20 actuales.

Por su lado, el impulso ascendente de la candidatura de Ayuso hace que Vox retroceda en intención de voto. Pasa del 12,4% –que era un 3,5% más que lo conseguido en 2019 (8,9%)— al 10,8%. No obstante, mejora su actual representación parlamentaria y sentaría a entre 14 y 16 diputados.

Con todo, la verdadera bisagra sería Ciudadanos, que, a falta de confirmar en unas primarias que Edmundo Bal será el candidato (salvo sorpresas sólo se presenta él), baja ligeramente de la estimación antes del anuncio de Iglesias.

En ese momento habría logrado un 6,6% de las papeletas, un 12,9% menos que en 2019. Tras ello, logra mantenerse por encima del 5% necesario y cosecharía el 6,2% de los sufragios. Esto se traduce en entre 7 y 8 escaños.

Con estos datos, se aprecia que la suma de PP y Vox no es suficiente para la mayoría absoluta necesaria, en la parte baja de la horquilla: 64 diputados. En la parte alta, sí: justo 69.

La presidente saliente podría gobernar aún con la menor de las cifras si la formación naranja se abstuviera o votara a favor. Sin embargo, es una incógnita qué postura adoptará el partido de Inés Arrimadas, más aún con la tormenta interna que vive.

Los 60 votos en contra de la suma de la izquierda en la parte baja no impedirían un gobierno del PP con la ultraderecha. Tampoco podrían formar gobierno si Cs no votara a favor. Su abstención no sería suficiente.

La Comunidad de Madrid sí volvería a la izquierda tras 26 años si se cumpliera la parte alta de sus pronósticos –y se diera la baja de PP y Vox— y si Ciudadanos apoyara un gobierno del PSOE con el apoyo de Más Madrid y Unidas Podemos. No es imposible, pero sí es improbable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.