¿Se encontró Ábalos con la ‘número dos’ de Maduro en Barajas?

¿Se encontró Ábalos con la ‘número dos’ de Maduro en Barajas?

El encuentro, cierto o no, de José Luis Ábalos, ministro de Fomento, con Delcy Rodríguez, la vicepresidente de Venezuela y número dos de Nicolás Maduro, está trayendo ríos de tinta y horas de televisión y radio. El asunto es crucial para algunos porque es más importante que las consecuencias del Gloria, las pensiones, el SMI o los problemas de la gente.

Así que, puestos a abundar en ello, conviene poner blanco sobre negro y, al menos, informar de lo que sucedió. La versión del ministro Ábalos ha quedado explicada por activa y por pasiva y de ahí poco más se puede sacar porque de ahí no se mueve.

Se lo crean o no, sea cierto o no, la versión es la que es. El también secretario de Organización del PSOE acudió al aeropuerto de Barajas a título privado a saludar a Félix Plasencia, ministro de Turismo de Maduro, y amigo personal de Ábalos. Sin más.

El entorno del ministro de Fomento asegura que ni siquiera sabía que la número dos de Maduro viajaba en el avión privado que aterrizó en la zona internacional del aeródromo madrileño. Por tanto, el encuentro fue fortuito y, por supuesto, informal.

No hubo reunión, ni formal ni informal, con Rodríguez, señalan estas fuentes. De ahí ya no se puede exprimir más, pero, como no podía ser de otra manera, hay quienes ven sombras oscuras. Entonces, cargan con la hipótesis de que la vicepresidente venezolana entró en suelo español, en espacio Schengen, en territorio de la Unión Europea.

Quienes supuestamente dicen que sí lo hizo dejan en mal lugar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que, ministro de por medio o no, cumplen con su obligación. No podría haberse permitido porque sobre Rodríguez pesan sanciones de la UE que le prohíben entrar en territorio de los 28 estados miembros.

Borrell solicitó sancionar a la número dos

Esto es porque, a instancias de Josep Borrell, entonces ministro de Exteriores y hoy Comisario europeo de Exteriores, se le impuso, junto con otras medidas, por vulneración de los derechos humanos.

Fue después de conocerse el informe de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, acerca de torturas, ejecuciones extrajudiciales y persecución política en Venezuela.

Fuentes de Exteriores afirman que Rodríguez no bajó del avión. En cualquier caso, de haberlo hecho, no habría salido del área internacional del aeropuerto. Por tanto, no habría entrado en territorio español. El vuelo privado continuó viaje, al día siguiente, hacia Turquía.

Y como por aquí tampoco hay mucho más que exprimir, toca la reunión que Ábalos mantuvo con Plasencia posteriormente en Fomento. No hubo publicidad de ella ni estaba en las previsiones del Gobierno. Fuentes de este Ministerio confirman que la reunión se celebró y en ella se habló del “transporte aéreo”, una de las competencias del ministro venezolano.

La razón de ese encuentro estaría en la celebración de Fitur, la feria internacional del turismo que tiene lugar estos días en Madrid. No fue una “reunión secreta”, sostienen fuentes ministeriales, a pesar de que no se contemplaba en la agenda del titular de Fomento. De hecho, el ministro venezolano ha mantenido reuniones con varios empresarios españoles y ha visitado la feria.

El entorno de Ábalos recuerda que éste se ha reunido varias veces con el embajador de Juan Guaidó, presidente “encargado” de Venezuela, en España. Incluso ha hablado con él en dos ocasiones.

A pesar de que no parezca que haya nada oscuro, la derecha tiene que hacer ruido y lo hace. PP y Ciudadanos han pedido una comparecencia urgente del ministro para que dé explicaciones de si hubo reunión o no con Rodríguez.

Casado denunciará la vulneración de las normas comunitarias

Por si fuera poco, Pablo Casado, líder de los populares, ha escrito en Twitter que “Sánchez debe explicar si su ministro de Fomento se reunió con la vicepresidenta de Maduro, cuando tiene prohibido pisar suelo europeo por su participación en la represión y corrupción de la dictadura venezolana. Si se confirma, denunciaremos esta vulneración de las normas de la UE”.

Si hay que investigar, que se investigue, pero si la conclusión es que la número dos de Maduro no entró en suelo español, y por tanto no entró en suelo europeo, el ridículo de Casado será espantoso. Aunque ya está acostumbrado a ello.

Por su parte, Ábalos ironiza sobre el asunto.No me pregunta nadie por las pensiones, no me pregunta nadie por la subida del salario mínimo, no me pregunta nadie por los problemas de la gente pero sí por si me reúno con uno de Venezuela o no”, dijo en una intervención en la inauguración de la sede del PSOE Córdoba Norte. “Todo importantísimo, temas fundamentales”, frivolizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *