En el mundo de los pulpos hay once machos por hembra

En el mundo de los pulpos hay once machos por hembra

El mundo de los cefalópodos es asombroso y sorprendente. Entre los cefalópodos se encuentran los pulpos, los calamares, las sepia y los nautilos. Tienen capacidad de cambiar de textura y color de piel en unos segundos, además de “saborear” a través de las ventosas de sus tentáculos. Según nos traslada Quo, su vida social es compleja y su inteligencia lo es mucho más.

Pero sus peculiaridades más asombrosas están en sus costumbres sexuales. Frontiers in Physiology ha publicado recientemente un estudio, liderado por Peter Morse de la Universidad James Cook, en el que se analizan los comportamientos tanto sexuales como reproductivos de esta especie.

Una de las características más sorprendentes es que cuando se unen para aparearse, el número me machos supera al de las hembras, suele haber 11 machos por cada hembra.

Por regla general, los machos grandes procuran proteger a las hembras haciendo huir a la competencia. Los machos pequeños intentan camuflarse imitando a las hembras por los que, el macho “guardián” les permite quedarse en la zona de apareamiento.

Algunos machos cefalópodos, en ocasiones, se aparean con otros machos, debido a la imposibilidad de distinguir la diferencia entre machos y hembras, incluso dentro de su misma especie.

Los cefalópodos hembras pueden llegar a aparearse con varios machos, de modo que almacena los espermatozoides hasta que llega el momento de reproducirse.

Si se da el caso de que las madrigueras de los machos y de las hembras están muy cercanas, puede darse el caso de que estén copulando de forma continua. Ni siquiera salen de su guarida, el macho utiliza su “brazo” de apareamiento para llevar el esperma a las hembras.

Las hembras son las que inician el apareamiento en, por lo menos, tres especies de pulpo.

Tras depositar los huevos en una roca, la hembra los cuida y los mantiene limpios hasta que eclosionan. Por lo menos, en una especie de pulpo, se han cuidado durante más de cuatro años, mucho más tiempo que cualquier otro animal.

Los calamares bobtail del sur (Sepiadarium austrinum) hembra se suelen comer el esperma de los machos con los cuales, se han apareado.

A lo largo de 30 horas seguidas pueden tener relaciones sexuales los nautilos.

Suele darse el caso de que algunos machos nautilos se aparean con otros machos nautilos e, incluso, con cualquier objeto que posea una forma y tamaño igual al de los nautilos adultos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.