“Elogio del poeta”, por Justo Sotelo.

Justo Sotelo.

“Los poetas siempre me han parecido personas diferentes a los demás; ni mejores ni peores, simplemente distintos. Me refiero a los poetas de cualquier género y a todos aquellos que escriben poemas con los que captar tanto los viajes exteriores como los interiores.

A veces esos poetas no solo escriben poemas, sino que se dedican a difundir por el mundo las obras de los demás. Eso es lo que hacen Pilar Sastre Tarduchy y Óskar Rodrigáñez Flores, que, además de ser licenciados en Psicoenergética y Osteopatía, respectivamente, dirigen las ediciones de “El Búho Búcaro Poesía”. Su trabajo llega a los lectores en forma de “plaquettes”, un sistema alternativo de edición que empezaron a utilizar los poetas simbolistas y que en el siglo XX han usado, en algún momento, poetas de la relevancia de Huidobro, de la Torre, Lorca y Paz, entre otros.

Esta es la plaquette nº 17, y está integrada por poemas de escritores que tienen calidad, empeñados en efectuar tanto un viaje hacia afuera como hacia adentro, quizá porque son de lugares diferentes, no solo de España, pero todos viven en Madrid. Leyéndolos comprendo que estos poetas sienten, miran y expresan lo inefable o al menos lo intentan con la ayuda de la literatura. En estos poemas observo expresividad, intensidad y poeticidad, que son los tres aspectos que resumen la inspiración del poeta, desde lo inconsciente a lo consciente, desde el yo poético a la realidad de la época en la que viven. En todas las obras presiento las múltiples lecturas de sus autores, lo que no les hace perder la noción de la realidad actual.

Siempre aprendo leyendo a los poetas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.