Elecciones en Francia: Macron se queda lejos de la mayoría absoluta

Elecciones en Francia: Macron se queda lejos de la mayoría absoluta

La coalición ¡Juntos! de Emmanuel Macron, presidente francés, no ha logrado la mayoría absoluta en la elecciones en Francia para la Asamblea Nacional.

Tras lograr 245 escaños, le faltan muchos hasta alcanzar los 289 necesarios para sacar adelante iniciativas legislativas.

Tendrá, por tanto, que alcanzar acuerdos y consensos y lo hará con la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (Nupes), que logró 131 diputados.

Por su lado, la Agrupación Nacional de Marine Le Pen consigue 89 escaños, mientras que Los Republicanos (conservador) y sus aliados sentarán a 64 parlamentarios.

Sin embargo, la gran protagonista de la jornada de estas elecciones en Francia ha sido la abstención, que ha estado por encima del 54%.

Así, tras su victoria en las Presidenciales de finales de abril, el presidente francés necesitará negociar cada ley y cada iniciativa legislativa.

Se ha quedado lejos de los 308 escaños de 2017, haciendo cambiar el color de su segundo mandato. Ahora deberá seducir a los partidos de su coalición, pero también a otras formaciones.

Situación similar a las elecciones en Francia de 1988

Tal y como ha quedado el arco parlamentario en la Asamblea Nacional francesa, la situación se parece en mucho a 1988.

Entonces, François Mitterrand tuvo que tirar de imaginación, y lo hizo, para sacar adelante importantes reformas legislativas.

Con todo, y con la oposición de la Nupes de Jean-Luc Mélenchon, un apoyo firme para Macron podría ser Los Republicanos.

De hecho, Jean-François Copé, su líder, ha instado claramente a un “pacto de gobierno” entre su partido y la coalición de Macron.

Así lo manifestaba en redes sociales. “Durante semanas vengo repitiendo que es vital un pacto de gobierno entre Macron y Los Republicanos para luchar contra el auge de los extremos. Tanto la extrema izquierda como la extrema derecha son peligros absolutos para Francia. Encarnan una y otra violencia, tensión e intolerancia”, explicaba.

Por su lado, Mélenchon ha recalcado que los resultados electorales dejan “una situación totalmente inesperada, absolutamente inaudita”.

“La derrota del partido presidencial es total, y no surge ninguna mayoría. Hemos logrado el objetivo político que nos habíamos propuesto. Derribar a quien con tanta soberbia había torcido el brazo de todo el país al ser elegido sin saber qué hacer”, declaró.

Se toma, de este modo, la revancha criticando que el presidente francés no apoyara en segundas vueltas al candidato de Nupes frente a la ultraderecha.

La gran triunfadora, con todo, ha sido Le Pen, que logra superar, por primera vez desde 1986, el umbral de 15 escaños necesario para formar grupo parlamentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.