EL TRIBUNAL DE JUSTICIA ANULA EL PLANEAMIENTO DEL ESTADIO DEL ATLÉTICO DE MADRID

La vulneración de la ley sobre el ruido y la errónea calificación del suelo son algunos de los motivos que alega la sentencia.
Según recoge EL PAÍS, los motivos señalados en la sentencia son “desviación de poder, desafectación de sistemas generales de interés privado, errónea clasificación del suelo, vulneración de la ley sobre ruido y falta de un informe sobre el impacto de género”.
El responsable de la modificación puntual del plan general de ordenación urbana que afecta al nuevo estadio del Atlético fue, según ha declarado José Luis Sánchez, presidente de la asociación Señales de Humo, José Manuel Calvo, concejal de Urbanismo del equipo de Manuela Carmena. Respecto a ello, fuentes municipales han considerado que sí no hay planeamiento no hay licencia para el estadio.
Debido a que la temporada liguera comenzaba, el Ayuntamiento aprobó apresuradamente el expediente de cesión al Atlético de Madrid de los terrenos donde se encuentra el estadio, La Peineta. El expediente considera necesario el cambio de la calificación de los terrenos pertenecientes al distrito de San Blas y que la asociación Señales de Humo denunció al encontrar diversas irregularidades como el incumplimiento de la norma sobre ruido, la falta de aparcamientos y la “desviación de poder». El TSJM en su sentencia hace referencia precisamente a esta última irregularidad.
El estudio realizado para determinar el impacto acústico “no propone medidas correctoras por entender que las únicas viables tiene un coste muy elevado y que las instalaciones deportivas del ámbito no tendrán uso en el periodo nocturno», según explican los jueces en su sentencia. Sin embargo, los magistrados declinan estos argumentos porque «el estudio acústico en cuestión no pude ser tenido como válido dado que no tiene datos sobre posibles construcciones que podrían ejecutarse» en el futuro y, ni siquiera, tiene en cuenta «la influencia de la actividad deportiva o extradeportiva» del propio estadio.
También la Comunidad de Madrid criticó el documento redactado por el gobierno de Carmena. Encontraron errores sustanciales en referencia a edificabilidad, conexiones y aprovechamientos, y devolvieron el expediente al Ayuntamiento.
Se barajó el retraso del estreno del estadio debido a los errores del Consistorio. Los cuatro meses previstos se convirtieron en 17. Una vez subsanados los errores, se convocó un pleno extraordinario el 24 de diciembre de 2016 para aprobar el expediente.
La sentencia es recurrible en casación en un plazo de 30 días e impone las costas procesales a Comunidad y Consistorio. El Ayuntamiento ha informado está mañana que recurrirá y que su intención es que el Atlético de Madrid siga jugando en este estadio. «Hay una realidad física y es que el Atleti está allí ya jugando sus partidos y nosotros vamos a trabajar para que siga siendo así, para consolidar su situación y que no tenga que volver al Calderón», argumentan desde la Concejalía de Desarrollo Sostenible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.