El suministro eléctrico, el servicio peor valorado

El suministro eléctrico, el servicio peor valorado

El precio y la poca claridad en las facturas son las principales causas de reclamaciones.
Para los hogares españoles, el servicio peor valorado es el suministro eléctrico. Un 19,1% de las familias aseguran estar poco o nada satisfechos con el servicio eléctrico. Así lo desvelan los datos ofrecidos por el Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

De este modo, el suministro eléctrico alcanza a la banda ancha fija (17,9%), como segundo lugar de los servicios que genera más descontento, junto con la telefonía fija (15,2%).

En cambio, la telefonía móvil (47%) junto con Internet móvil (50%) son los servicios que generan mayores valoraciones con un porcentaje del 60% de hogares satisfechos.

La principal causa de descontento está relacionada con el nivel de precios. Ya que el 90,5% de los usuarios lo considera caro y el 84,79% tiene la misma opinión acerca del gas natural. El segundo motivo de insatisfacción sería la falta de claridad que se muestra en las facturas que recibe el usuario.

Para los clientes de banda ancha fija, televisión de pago y otros servicios móviles, el segundo motivo de descontento son las interrupciones en el suministro. Por ejemplo, en el caso de la telefonía móvil, la deficiente atención al cliente es la segunda causa de insatisfacción.

Respecto a los precios de los servicios, los hogares insatisfechos por el precio del gas natural subió hasta el 48,1%.

La CNMC señaló que se da esta situación ya que en el cuarto trimestre de 2018 los precios alcanzaron valores máximos en los hogares debido a la subida del petróleo.

Por otra parte, respecto a la valoración de la atención que reciben los clientes en los distintos servicios, el resultado es bastante similar al cuarto trimestre de 2018, una satisfacción entre el 12 y el 16%.

En otro sentido, la banda ancha fija es el sector que mayor número de quejas presenta, con un 17,9%.

En cambio, las reclamaciones de los hogares que se presentan por los servicios de gas y electricidad se encuentran entre el 5 y 6%, bastante menos de la mitad que la banda ancha y la telefonía fija.

Del mismo modo, una vez analizados los motivos alegados por los usuarios para reclamar, en casi todos los casos coinciden los problemas con la facturación, donde el porcentaje de reclamaciones alcanza el 50%, tendencia que se encuentra al alza.

En cambio, respecto a la banda ancha fija, las quejas más comunes suelen ser por interrupciones en el suministro y por falta de cobertura (56,5%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.