El Rey de Marruecos indulta a una periodista condenada por adulterio y aborto

El Rey de Marruecos indulta a una periodista condenada por adulterio y aborto

La periodista Hayar Raisuni ha sido indultada por el rey Mohamed VI de Marruecos, tras ser condenada a un año de prisión por “aborto ilegal” y “sexo no marital”, según ha trasladado Europa Press.

A través de un comunicado, el Ministerio de Justicia ha explicado que el indulto concedido también recae sobre Amin Refat, pareja sentimental de la periodista, y sobre el equipo médico que formó parte del caso.

“Esta gracia real se inscribe en el marco de la compasión y clemencia reconocidas por el soberano y la preocupación del Rey de preservar el futuro de la pareja, que cuenta con fundar una familia conforme a los preceptos religiosos y la ley, pese al error que cometieron y por el que se abrió el caso judicial”, ha añadido.

Amin Refat fue condenado a un año de prisión por el Tribunal de Primera Instancia de Rabat. El mismo tribunal que condenó a dos años de prisión y a 500 dirhams de sanción al médico que llevó a cabo el aborto, inhabilitándolo además durante dos años para ejercer.

Del mismo modo, ocho meses de prisión recayeron sobre la ayudante del médico y un año de prisión suspendida sobre el anestesista. En Marruecos, el único aborto que está permitido es el caso en que existe riesgo para la madre, aunque es el marido el que tiene que autorizarlo.

Hayar Raisuni trabaja en el periódico independiente Ajbar al Yaum. Su detención tuvo lugar el 31 de agosto cuando salía de la consulta de un médico en Rabat. También fueron detenidos por realizar el aborto, el médico y otras dos personas, trabajadores de la clínica.

En el desarrollo del juicio se presentó una denuncia por parte de la defensa, en la que se recogía que, una vez fue detenida la periodista, la Policía la llevó al Hospital Universitario de Rabat, lugar donde fue sometida contra su voluntad a una intervención de segunda opinión médica utilizando una “violencia extrema para hacerla confesar” acerca de su vida íntima sin relación con el asunto que se juzgaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.