El Real Madrid gana al Atlético de Madrid en su propia casa

El Real Madrid gana al Atlético de Madrid en su propia casa

Los rojiblancos caen por primera vez en su estadio en esta temporada… y tuvo que ser en un derbi.
Magnífico espectáculo de fútbol el que ofrecieron Atlético de Madrid y Real Madrid en el Wanda Metropolitano en la 23 jornada de LaLiga Santander. Como no podía ser de otra manera, ambos conjuntos regalaron al público un soberbio juego que terminó decantándose, a la postre contundentemente, del lado merengue merced a los goles de Casemiro, Ramos y Bale: 1-3.

Los atléticos lucharon con su acostumbrada fiereza ante un equipo que encadena, con esta, cinco victorias e infringe a los colchoneros su segunda derrota consecutiva, además de ser doblegados por primera vez en su estadio en esta temporada.

La alternancia de poder fue la tónica general en la mayoría del tiempo de juego, más aún en los primeros minutos del lance. Así hasta que en el bote de un corner la zaga rojiblanca se fue a defender a Ramos, propiciando un rebote que caería en la proximidad de Casemiro, quien armó una mediachilena, perforando la portería protegida por Jan Oblak en el minuto 15. 0-1.

Los atléticos se vinieron arriba pese a la adversidad, como se puede esperar siempre de ellos. En el 24, después de una posible falta de Correa a Vinicius Junior y un posible fuera de juego de Griezmann, el francés batió por bajo a Thibaut Courtois en el mano a mano, después de un magistral pase en profundidad de Correa. Hubo que esperar al VAR, que, finalmente, decretó que no había posición antirreglamentaria y el gol subió al marcador. 1-1.

Esta no fue la única vez que el videoarbitraje tuvo que intervenir. A petición del colegiado, determinó que Correa, en el minuto 40, hizo penalti a Vinicius. Opiniones para todos los gustos. Falta hubo, otra cosa es que unos ven que fue dentro y otros, fuera. El caso es que se pitó. Gol de Ramos, que segó la cepa del poste derecho, y a punto estuvo de llegar el cancerbero rojiblanco. 1-2.

El VAR volvió a ser determinante, esta vez en contra del cuadro del Cholo Simeone. En el 53, Morata recibía un pase medido y, no contento con quedarse solo frente al portero blanco, picó el balón, que entró mansamente en la portería. Pero… fuera de juego por unos milímetros.

El encuentro crecía en intensidad y se sucedían las tarjetas amarillas. Al final, 5 para el Atléti y 3 para el Madrid. Partido intenso, que no bronco, aunque con momentos de cierta dureza. Cuando todo apuntaba a que el resultado podría quedarse así o que los colchoneros empataran e incluso remontaran, Santiago Solari hace un cambio estratégico. Vinicius por Bale. Ahí se acabaron las opciones de los de Simeone.

En el 73, contrataque marca de la casa merengue; Benzema se ofrece por el centro, Carvajal sube como una locomotora por la derecha y El expreso de Cardiff por la izquierda. A Modric sólo le faltaba decidir. Y lo hizo con un pase en profundidad al galés que cruzó al palo largo el balón, sentenciando el encuentro. Feo el gesto de su celebración. 1-3.

Quedaba tiempo, pero se hacía más cuesta arriba para que los atléticos soñaran, siquiera, con el empate, y en nada ayudó la expulsión, merecida, de Thomas Partey en el 80.

Al final, victoria trabajada de los blancos que se aúpan hasta el segundo puesto en la clasificación a 5 puntos del Barcelona y a la espera de lo que suceda hoy en San Mamés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *