El PSOE le dice a Torra que no tiene nada que negociar con él

El PSOE le dice a Torra que no tiene nada que negociar con él

Los socialistas no lo harán con nadie.
Así de contundente es la respuesta del PSOE, que insiste en que no abrirá negociaciones con ninguna formación política, menos aún con Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña, quien anteayer condicionó el apoyo del PDeCat a la moción de censura presentada por los socialistas a que respalden la excarcelación de los líderes independentistas en prisión preventiva y se manifiestan a favor del derecho de autodeterminación. “Teníamos razón cuando dijimos que no íbamos a negociar nada”, respondió José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, a las palabras del president.
En esa misma línea se ha mostrado Margarita Robles, portavoz parlamentaria de los socialistas, quien ha ido más allá, calificando las reclamaciones de Torra como una “falta de respeto” al partido. “El señor Torra tiene que cumplir la legalidad, nombrar un Govern y devolver la normalidad a Cataluña, y no decirle al PSOE lo que tiene que hacer”, recordándole te está incumpliendo la legalidad y siendo un “instrumento” de Carles Puigdemont. La portavoz socialista destacó que el PSOE va a presentar un programa en la moción de censura que incluirá la “defensa inequívoca del Estado y de la Constitución”. “El PSOE va a defender la Constitución y nadie tiene ninguna duda de ello”, insistió.

Todos los partidos tendrán que retratarse
El PSOE tiene una estrategia que consiste en que las formaciones políticas del Congreso tengan que optar por el apoyo a la moción de censura o la continuidad de un Ejecutivo sostenido por un partido condenado en el caso Gürtel. “Lo que tiene que decidir la Cámara es si es posible convivir con un Gobierno cuyo partido que lo sustenta ha recibido una sentencia de estas características”, destacó Ábalos, para luego añadir: “Ellos sabrán lo que tienen que hacer”. Se trata de apoyar una moción sin condiciones. “Ciudadanos tendrá que retratarse”, sentenció Robles.
Los socialistas explicarán al resto de partidos las razones y argumentos de la moción en una ronda de contactos, por “cortesía institucional”, aclara la portavoz, pero no habrá negociaciones con condiciones: “La posición del PSOE es innegociable”. La propuesta de Pedro Sánchez es la de un Gobierno socialista en solitario, de carácter transitorio, para “en unos meses” convocar elecciones, aunque no se detalla la fecha. Un Ejecutivo que acometerá una “agenda social” básica y con la vista puesta en la regeneración, y con el objetivo último de convocar comicios pero sin fijar de antemano una fecha o un acuerdo con Ciudadanos. “La moción de censura es constructiva. Una moción instrumental no es posible desde el punto de vista constitucional”, señaló Robles. “La convocatoria de elecciones podría ser antes o después. Hablar de fechas sería un poco frívolo, es un momento muy difícil para España”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.