El PSOE ganaría las elecciones andaluzas, según el CIS, y obtendría mejor resultado que en 2015

El PSOE ganaría las elecciones andaluzas, según el CIS, y obtendría mejor resultado que en 2015

Susana Díaz obtendría entre 45 y 47 escaños.
Según la encuesta Preelectoral elecciones autonómicas 2018. Comunidad Autónoma de Andalucía, publicada ayer por el Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS, el PSOE-A ganaría las elecciones de esta región con el 37,41% de los votos y entre 45 y 47 asientos.

Con 18,07 puntos por debajo iría Adelante Andalucía, la confluencia de Podemos e Izquierda Unida, en segunda posición y con 20 diputados -19,34% de los sufragios-, casi los mismos que conseguirían el PP-A y Ciudadanos, entre 20 y 22 cada uno, el 18,66% y el 18,55% de las papeletas, respectivamente. Según el CIS, Vox entraría en el Parlamento andaluz con un diputado, al conseguir el 3,17% de los votos.

El inicio de la campaña electoral en Andalucía está programado para el viernes 16 de noviembre y finalizará el 30 de noviembre, un día antes de la jornada de reflexión previa al 2 de diciembre, fecha en que se celebrarán los comicios.

Si atendemos a este barómetro, el PSOE andaluz repetiría como fuerza más votada, con un porcentaje de dos puntos por encima del obtenido en marzo de 2015, e igualando el número de escaños si consiguiera, finalmente, los 47. De confirmarse este resultado en la verdadera encuesta de diciembre, Susana Díaz podría obtener mayoría absoluta con el apoyo de Adelante Andalucía o Ciudadanos, al superar, la suma, los 55 escaños necesarios. Por contra, una supuesta alianza entre los populares andaluces y la formación naranja quedaría lejos de esta mayoría al sumar tan solo entre 40 y 44 escaños.

No obstante, tanto Teresa Rodríguez, líder de la confluencia de Podemos Andalucía e IU, como Juan Marín, su homólogo de la Cs en esta comunidad, han rechazado la posibilidad de formar Gobierno con los socialistas, si bien la gaditana sí ha confirmado que apoyará al Ejecutivo de la sevillana en aquellas iniciativas progresistas y con el fin de evitar que la derecha pueda hacerse con el poder en Andalucía o bloquear medidas de progreso para la región.

El escenario ha cambiado algo respecto a las autonómicas del 22 de marzo de 2015 con este sondeo. Mientras que el PSOE andaluz se mantiene, el PP-A podría llegar a perder 13 diputados, a la vez que la unión de la formación morada e Izquierda Unida conserva los 20 asientos. Ciudadanos sube y podría conseguir 11 ó 13 escaños más que en los últimos comicios andaluces.

El barómetro también medía la valoración a los políticos andaluces. Ninguno aprueba y solo Díaz supera el 4 sobre 10: 4,1. Empate entre Marín y Antonio Maíllo, líder de Izquierda Unida, con un 3,5, mientras que Rodríguez queda una décima por debajo, 3,4, y Juan Manuel Moreno, del PP andaluz, obtiene un 3,1. En el sondeo nacional, tampoco aprueba ninguno de los líderes. Pedro Sánchez y Albert Rivera empatan a 4, seguidos por Alberto Garzón, con 3,5, Pablo Casado, con un 3,2, y cierra la lista Pablo Iglesias.

De la encuesta del CIS se desprende que casi el 60% de los entrevistados querrían que un partido diferente al que ahora gobierna lo hiciese en Andalucía, mientras que casi un 25% se oponen a esta posibilidad.

En esa misma línea, un 40% califica como regular la gestión de los socialistas andaluces en la Junta durante los últimos cuatro años, casi un 28% entienden que fue mala y un 10,8%, buena. Personalizando en Díaz, un 33,6% consideran su gestión mala, un 25,2%, regular y un 14,3%, buena.

En cuanto a los asuntos que preocupan a la población, más de un 39% de los encuestados creen que la situación económica en Andalucía es regular, mientras que un 33,2% piensan que es mala, un 21,5%, que es muy mala y sólo el 4,8%, que es buena. Para el 41,8% la situación sigue igual que hace cuatro años, un 28% cree que es peor y un 18,5%, mejor.

Finalmente, para el 62,8% de los encuestados, el problema más urgente de Andalucía es el paro. La corrupción preocupa a un 14,9%, la sanidad, al 7,5%, la economía, al 4,6%, la inmigración, al 3,2%, y la educación, al 2,6%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.