El PSG puede ser expulsado de la Champions

El PSG puede ser expulsado de la Champions

Saltan todas las alarmas en el Parque de los Príncipes.
El PSG corre el riesgo de ser expulsado de las competiciones europeas debido a los contratos de patrocinios firmados con entidades qataríes que estarían por encima del precio de mercado. Por el momento, la Cámara de Juicio de la UEFA examinaba los acuerdos a partir de 2015, pero, según publica el diario L’Équipe y recoge el español Marca, ha decidido reabrir el caso y revisar dos temporadas anteriores más.

La Cámara de Instrucción dio como válidos los contratos de las temporadas 2013/2014 y 2014/2015, y así queda reflejado en el acuerdo alcanzado entre el club y este organismo, por lo que el Paris Saint-Germain acudirá ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo, TAS, para que sea reconocido este extremo.

De no incluirse los ingresos de los contratos de esas dos temporadas, el equilibrio financiero del club parisino sería más complejo y quedaría fuera de lo impuesto por la UEFA. En la actualidad, el PSG se mantiene dentro de los parámetros establecidos por el máximo órgano del fútbol europeo el pasado 13 de junio, al rebajar en un 37% los contratos de patrocinios desde 2015, en especial los suscritos con Qatar Tourism Authority.

Si conseguía mantener su déficit por debajo de los 30 millones de euros, el equipo del Parque de los Príncipes no sería sancionado. Sin embargo, la Sala de Juicio entendió que era inadecuado el dictamen y ordenó revisar más profundamente las cuentas.

La intención, ahora, de la Cámara de Juicio de la UEFA es hacer una corrección a la baja del valor de los contratos de las dos temporadas que pretende revisar. De concluirse en ese sentido la revisión, el club parisino se enfrentaría a serias dificultades para guardar el equilibrio que exige el fair play financiero.

El equipo que preside el jeque qatarí Nasser al-Khelaifi fue sancionado en 2014 por incumplir las reglas económicas, bloqueando sus fichajes. Por tanto, si ahora es sancionado, sería como reincidente y podría ser, incluso, expulsado de las competiciones europeas.

Los dos grandes fichajes, Neymar, por 222 millones de euros, y Mbappé, por 180 millones, a los que hay que añadir sus desorbitados salarios, pondrían en serias dificultades las cuentas del club si el club se ve privado de su principal fuente de ingresos que es la Champions.

Ahora es el TAS el que debe decidir, mientras que el PSG argumenta que lo decidido en primera instancia daba por buenos sus números y responsabiliza de la reapertura de su caso a la presión de otros clubes, en especial los de la liga española.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.