El PP pide a electos suyos que se den de baja en las listas para que los siguientes puedan vivir de la política

El PP pide a electos suyos que se den de baja en las listas para que los siguientes puedan vivir de la política

A causa de la debacle electoral del PP en las elecciones generales, Pablo Casado, líder de la formación conservadora, se ha visto obligado a pedir a diputados electos populares que renuncien a sus actas para dar un salario público a algunos de sus fichajes que no consiguieron un escaño.

Así, Andrea Levy, vicesecretaría de Estudios y Programas del PP, y Daniel Lacalle, gurú económico de la formación, han renunciado. En su lugar se sentarán en el hemiciclo José Ignacio Echániz, que iba en el octavo puesto y fue consejero en la Comunidad de Madrid, y Mari Mar Blanco, que iba en el decimosegundo y es Presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo. Pasarán a cobrar, como mínimo, 2.842,01 euros mensuales, el salario base de todo diputado, siempre y cuando la dirección del Grupo Popular no decida darles algún cargo de responsabilidad presidiendo o formando parte de las portavocías de las comisiones parlamentarias.

Y es que los resultados electorales de los populares también afectan a la economía del partido. Dejará de ingresar 257.430 euros al mes. Los 137 diputados resultantes de las elecciones generales de 2016 supusieron a la formación de Casado un ingreso mensual de 225.432 euros. El Congreso subvencionará al partido, ahora, con 1.645,49 euros por cada escaño, un total de 108.602 euros.

Por su parte, el Senado dará una subvención de 1.900 euros mensuales por cada senador, por lo que, gracias a los 56 obtenidos, ingresará por ellos 106.400, en vez de los 247.000 de 2016. Como consecuencia, también corre peligro la permanencia que los 451 trabajadores que emplea el PP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.