El paso histórico de despenalización del aborto en Argentina

El paso histórico de despenalización del aborto en Argentina

La sesión parlamentaria duró más de 20 horas.
Con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención, la Cámara de Diputados de Argentina aprobó el pasado jueves la despenalización del aborto, un asunto muy polémico en esta nación sudamericana. Tal es así que la sesión parlamentaria en la que se debatía duró más de 20 horas. El siguiente paso es que el Senado apruebe el proyecto de ley o lo rechace, aunque también puede modificarlo y devolverlo a los diputados.
La división de opiniones es muy profunda ya que en todo el espectro político y parlamentario argentino hay detractores y simpatizantes de la medida. De hecho, Mauricio Macri, presidente de Argentina, que se declaró en contra, optó por dar libertad de voto a los miembros del partido oficialista. Una de las intervenciones más agitadas fue la de Elisa Carrió, líder de Coalición Cívica, de la coalición gubernamental Cambiemos. Entonces dijo: “No he hablado para preservar la unidad de Cambiemos”. No puedo continuar por los gritos de Diputados de varias formaciones. Abandonó su escaño y antes de salir exclamó: “A todo Cambiemos, ¡la próxima rompo!”
Por su parte, Macri tan solo subrayó que “el debate político, propio de la democracia” se ha producido en la Cámara de Diputados. “Mis felicitaciones para todos, sabiendo que el debate continúa ahora en el Senado”, añadió. La nueva ley permitirá interrumpir el embarazo en las primeras catorce semanas de gestación sin requisito alguno.
Mariela Belsky, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, señaló que la ley “podrá terminar con un círculo vicioso en el que las mujeres no tienen otra opción más que arriesgar sus vidas, su salud o su libertad yendo a la cárcel”. Con términos semejantes se manifestó Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas: “Argentina se compromete hoy al avance significativo en la defensa de los Derechos Humanos y da un mensaje importante al continente, donde las leyes restrictivas en acceso al aborto legal y seguro han provocado la muerte y el sufrimiento de millones de mujeres y niñas”. En la víspera de la trascendental sesión parlamentaria, José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch, alentó a las diputadas argentinas a que aprovecharán esta “oportunidad histórica de proteger los derechos de las mujeres y poner fin a este statu quo injusto y cruel”, destacando que “la penalización del aborto supone una carga discriminatoria”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.