El Parlamento Europeo declara la emergencia climática

El Parlamento Europeo declara la emergencia climática

La emergencia climática es una evidencia y así lo ha declarado el Parlamento Europeo en su pleno de ayer, en la que reclama a la Comisión Europea, a todos los gobiernos del bloque comunitario y “a todos los agentes mundiales” que adopten medidas urgentes para “combatir y detener esta amenaza antes de que sea demasiado tarde”.

Los eurodiputados del Partido Popular Europeo (PPE) defendieron en unas enmiendas sustituir la palabra “emergencia” por “urgencia”, pero el Parlamento comunitario las rechazó.

Además de la declaración de emergencia climática y medioambiental, la resolución de la Eurocámara hace un llamamiento a Ursula von der Leyen, nueva presidente de la Ejecutivo europeo para que evalúe “plenamente” el impacto de las propuestas legislativas y presupuestarias en el clima y el medioambiente.

Asimismo, solicita de la presidente que la Comisión adopte las medidas adecuadas para garantizar que sus propuestas legislativas estén “totalmente en consonancia” con el fin de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 grados y que con ello no se pierda biodiversidad.

El grupo de Socialistas y Demócratas (S&D), Renew Europe (liberales) y la Izquierda Unitaria Europea propuso el texto que finalmente ha sido respaldado por 429 votos, entre ellos, los Verdes y los representantes españoles, excepto los de Vox, que lo hicieron en contra

Hubo 19 abstenciones y se opusieron a la declaración 225 eurodiputados pertenecientes a Conservadores y Reformistas Europeos, Identidad y Democracia (ultraderecha), algunos parlamentarios del PPE, además de los mencionados del partido de Santiago Abascal.

El próximo lunes arrancará en Madrid la Cumbre del Clima (COP25) que se celebrará en la capital de España hasta el 13 de diciembre. Debía haberse hecho en Chile (y antes en Brasil), pero el gobierno chileno lo rechazó a causa de la crisis que atraviesa el país. Enfrente, el reto de hacer efectivo el Acuerdo de París suscrito en 2015.

En una segunda resolución, la Cámara legislativa del bloque comunitario ha pedido que la Unión Europea presente en la COP25 la estrategia para conseguir reducir todas las emisiones de Europa “tan pronto como sea posible”, poniendo el límite en 2050.

En ese sentido, la propuesta es que se eleve al 55% para 2030 el objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, en vez del 40% actual. Los principales sectores que se ven afectados son el transporte marítimo y la aviación, de los que la Eurocámara cree que sus objetivos particulares son “poco ambiciosos”.

El texto también hace un llamamiento a los gobiernos de los Estados miembro de la UE a que dupliquen sus aportaciones económicas al Fondo Contra el Cambio Climático. La resolución fue aprobada con 430 votos a favor, 190 en contra y 34 abstenciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.