El líder opositor ruso abandona su propio país

El líder opositor ruso abandona su propio país

Será el Tribunal Europeo de Derechos Humanos quien determine si sus numerosas detenciones han tenido motivación política.
Alexei Navalni, opositor ruso, ha salido de Rusia para acudir a la fase final del proceso abierto ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, TEDH, por las presuntas irregularidades que puedan haber cometido contra él las autoridades rusas, ya que se encontró con una prohibición de salida en el mismo aeropuerto.

El opositor quiere estar el jueves en Estrasburgo, cuando resolverá el TEDH si sus detenciones están justificadas o tienen motivaciones políticas.

No consiguió pasar el control de pasaportes del aeropuerto de Domodedovo porque las autoridades determinaron que tenía una multa pendiente por su condena por malversación de 2017. Navalni informó que no tenía conocimiento de dicha cuenta pendiente y que, en realidad, lo que se pretendía era no dejarle viajar.

La agencia responsable comunicó que había rescindido el veto tras la correspondiente subsanación de la deuda y él mismo ha publicado en redes sociales su salida mientras atravesaba el control en el aeropuerto. Su abogado ha informado que, en esta ocasión, no ha tenido problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.