“El Jefe del Estado”, por Francisco Estepa Vilches.

Francisco Estepa.

No podemos ignorar que una parte de la sociedad española respalda a La Corona y otra parte no, es un hecho objetivo con el que tenemos que vivir. En Europa los sistemas de gobierno se dividen en monarquías constitucionales o en repúblicas, ya sean federales o centralistas y una de las diferencias entre ambos modelos de gobierno, es la forma de designación del Jefe del Estado, pero lo que no podemos negar es la legalidad de quien ostenta dicha jefatura y lo que ello representa, al igual que la legalidad de quienes son elegidos por el pueblo en unas elecciones democráticas.

Sobre las manifestaciones de apoyo o rechazo el pasado lunes en la apertura de la XIV Legislatura por parte de algunos Diputados o Senadores, yo las respeto pero no las comparto. El Jefe del Estado como institución representa a todos los españoles, sea cual sea el sistema de gobierno democrático que tengamos o queramos tener, pero es el Jefe del Estado de España y de todos los españoles, aunque yo no me considero monárquico. Tan reprobable es permanecer sentado ante el Jefe del Estado (salvo el señor Echenique), como dar la espalda a un diputado en el uso de la palabra en la Tribuna de Oradores del Congreso (como hace el hijo del ex presidente Adolfo Suárez). No hace falta aplaudir, si no te entusiasma un discurso, pero hay que saber respetar las instituciones para que exigir que se nos respete y defender nuestra Democracia.

El progreso significa cambio, pero no siempre el cambio significa progreso y lo vemos todos los días en Andalucía con el Gobierno del bloque de la derecha con el apoyo de VOX, que la última ocurrencia es cambiar el logotipo y todo el material institucional que habrá que tirar a la basura y renovarlo por otro que no aporta ninguna mejora de derechos para los andaluces y andaluzas, mientras se suprimen las ayudas a 241 ONG y asociaciones que fomentan la igualdad y combaten la violencia de género. Con esto quiero reflexionar sobre las prioridades que debemos tener la ciudadanía y que más afectan a nuestros derechos y a los servicios que el Estado nos proporciona. Mientras los comedores escolares de Andalucía han pasado 3 meses sin comida para los niños y niñas, el nuevo Gobierno de PP y Ciudadanos están siendo muy eficaces en cambiar con urgencia la seña de identidad de la Junta de Andalucía durante toda su historia. Como pasaba en la película Regreso al Futuro… PP, Ciudadanos y VOX intentan “borrar de la historia” al PSOE, pero eso no lo conseguirán cambiando un logotipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *