El irreversible daño del veto de la senda de déficit a la política social de España

El irreversible daño del veto de la senda de déficit a la política social de España

Ayer, el Senado tumbó la propuesta del Gobierno.
Durante su defensa en el Pleno de la Cámara Alta de los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública que aprobó el Congreso para 2019/2021, María Jesús Montero, ministra de Hacienda, ha recriminado el “rodillo de bloqueo” de PP y Ciudadanos con su “pinza de nostalgia” a la senda de déficit porque es una “política de tierra quemada” en la que impera el interés “partidista”.

Así, avisó de que volver al déficit del 1,3% en 2019 implica un ajuste imposible de 18.000 millones, así como menores inversiones que sufrirán las comunidades autónomas y que hará que la Seguridad Social se vea obligada, a causa de los menores ingresos, a subir las cotizaciones.

En declaraciones a los periodistas antes de entrar al Pleno, la ministra señaló que no tiene ningún sentido que el Senado rechace la senda cuando ha sido aprobada de manera “contundente” por el Congreso y que aporta 6.000 millones de euros más en gasto, algo que se había pactado con Bruselas.

Asimismo, indicó que no serán los Presupuestos Generales del Estado de 2019 los “grandes perjudicados”, sino las inversiones, que “no podrán crecer lo que gustaría al Gobierno”, dejando a las comunidades autónomas sin 2.500 millones y a la Seguridad Social sin otros 2.500 con lo que se podría haber afrontado la vinculación de las pensiones al IPC.

Montero apuntó que “el agravio más grande” será en las comunidades autónomas, que no han podido elaborar sus presupuestos con la nueva senda de déficit, y también la Seguridad Social, que tendrá que aumentar las cotizaciones para cubrir la falta de recursos que aportaba la nueva senda.

Asimismo, desafió al PP a que explique en Andalucía porqué renuncia a los 383 millones que le correspondía a la región con la nueva senda, o los 133 millones en Galicia, los 124 millones en Castilla y León o los 66 millones en Murcia, todas ellas comunidades gobernadas por los populares.

Recursos que suponían “la recuperación de derechos a todos los ciudadanos” que no se beneficiarán de ellos debido a que PP y C’s se limitan a “poner chinas en el camino, no pensando en el interés general, sino solo en el partidista”. “Si no la comparten, se podrían abstener para que volviera al Congreso, donde reside la soberanía popular”, ha clamado.

Finalmente, la titular de Hacienda lamentó “la pinza de nostalgia e inmovilista” del PP al “secuestrar” la legislación parlamentaria y bloqueando la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que conllevaría la eliminación del veto del Senado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.