El Gobierno sólo gastó el 30% del presupuesto de I+D+i

El Gobierno sólo gastó el 30% del presupuesto de I+D+i

Es uno de los sectores con más recortes durante la crisis.
El Ejecutivo dejó, en 2017, sin utilizar un 70% del presupuesto consignado para I+D, y eso que hasta ahora el peor año desde 2000 fue 2016. Entonces, con unos presupuestos electoralistas, hubo que hacer reajustes mayores para cumplir con las exigencias de Bruselas, gastando tan solo el 38% de lo asignado para esta partida. Ahora, un año después, en lo que se conoce de las cuentas del Estado central, es decir, solo ministerios, se ha ejecutado tan solo el 29,7%, y eso sin que se haya impuesto recorte alguno.
Tal vez, una explicación podría encontrarse en que no se ha destinado ni un euro al proyecto Cervera, una nueva red de I+D a la que se comprometió el Ejecutivo con Ciudadanos. Para ello se destinaban 500 millones de euros, a fin de construir algo parecido a la red alemana Fraunhofer, por la que un grupo de institutos tecnológicos captaran fondos privados y cuya remuneración del personal estuviera sujeta a resultados, pero el proyecto quedó congelado.

El 60% de la partida es en forma de préstamos
El Gobierno ha utilizado la táctica, cada vez mayor, que dedicar menos cantidades más menciones directas y más a créditos, de tal modo que en la práctica alrededor del 60% de la partida es en forma de préstamo. La realidad es que universidades e instituciones públicas de investigación tienen serios problemas para comprometerse con unos créditos que luego tienen que devolver, por lo que ello implica que no se solicitan. Según la Fundación Cotec, este porcentaje es el menor de las 25 políticas del Gobierno.
De acuerdo con esta fundación, la tasa de ejecución sería menor atendiendo al que se separó del Estado en 2017 la Agencia Estatal de Investigación, con lo cual en torno a 600 millones pasaron a los organismos y agencias autónomas. No obstante, aunque el Estado hubiera empleado el 100% de la partida, la administración central abrí ejecutado algo menos del 38% de 2016. Para Cotec, la tasa de ejecución de 2018 puede ser peor a causa de “la sucesión de prórrogas ciernes, los fallos en los sistemas informáticos, la falta de personal en puestos de gestión y los requerimientos y exigencias de control adicionales impuestos por el ministerio de Hacienda”.

Todavía no se han recuperado los niveles de inversión en I+D+i
Según Eurostat de 2016, todo ello hace que España, junto a Portugal y Finlandia, no haya recuperado los niveles de inversión en I+D+i entre el sector público y el privado, poniéndonos al nivel de Bulgaria, Croacia, Hungría, Chipre, Polonia y Eslovenia.
En los Presupuestos de 2018 se contempla un incremento de la inversión del 8,3%, hasta alcanzar los 7.000 millones, pero aún no se conocen los detalles. En los de 2017, había un incremento del 4,1%, pero las subvenciones directas se rebajaban un 2,6%, mientras subía un 9,2% lo destinado a créditos, lo que en la práctica en un recorte a pesar de la recuperación, ya que los entes públicos de investigación dependen del dinero directo. Ello ha llevado a que el Fondo Monetario Internacional haya criticado que España no aporte más ayudas directas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.