El Gobierno logra reducir contundentemente el déficit público

El Gobierno logra reducir contundentemente el déficit público

El del Estado cae un 31,6% hasta noviembre.
Según los datos de ejecución presupuestaria publicados por el Ministerio de Hacienda, el déficit del conjunto de las Administraciones Públicas, a excepción de las de los ayuntamientos, se redujo un 34,9% hasta octubre, hasta los 12.924 millones de euros, el 1,07% del PIB. A su vez, el déficit del Estado cayó un 31,6% hasta noviembre, hasta los 12.378 millones de euros, el 1, 02% del PIB.

El aumento de los recursos no financieros, que aumentan un 8,5%, 180.875 millones de euros, respecto a los gastos no financieros, que se incrementan un 4,6% (193.353 millones) hasta noviembre, da como resultado esta mejora en el déficit del estado. Los ingresos impositivos alcanzaron los 157.259 millones, un aumento de un 8,4%. Así, el superávit primario del Estado, es decir la diferencia entre ingresos y gastos sin atender al pago de los intereses de la deuda, subió hasta el 0,96% del PIB, mientras que en el mismo periodo de 2017, fue del 0,52%.

Hay que tener en cuenta que, si se incluye la ayuda financiera de 13 millones, el déficit público se situaría en los 12.911 millones, en vez de los 12.924 millones antes mencionados. El déficit de la Administración Central llegó a los 9.077 millones hasta octubre, es decir el 0,75% del PIB, mientras que el déficit del Estado se sitúa en el 0,66% del PIB, una reducción interanual del 39,6%.

Las comunidades autónomas cuadruplicaron su superávit, hasta alcanzar los 2.066 millones en octubre, un 0,17% del PIB, cuando en 2017 estaba en 494 millones. Esto se debe a la evolución de los ingresos, que crecieron un 5,7%, y al incremento de las entregas a cuenta recibidas, 3.167 millones, un 6,1% más.

En concreto, tuvieron superávit Canarias, 1,26%, Navarra, 0,89% Asturias, 0,74%, País Vasco, 0,62%, La Rioja, 0,60% Galicia, 0,56%, Baleares, 0,46%, Comunidad de Madrid, 0,19%, Cataluña, 0,18% y Andalucía, 0,16%. Cantabria registro estabilidad presupuestaria. Por contra, tuvieron déficit el resto de las comunidades: Aragón, 0,07%, Castilla-La Mancha, 0,39 %, Castilla y León, 0,07%, Extremadura, 0,03%, Murcia, 0,64% y Comunidad Valenciana, 0,49%.

Los fondos de la Seguridad Social registraron un déficit del 0,49% del PIB, un 10% menos que en 2017 ya que subieron los recursos, un 5,7%, mientras que hubo un menor repunte de los gastos, un 4,9%. En el subsector, el sistema de Seguridad Social presentó un déficit de 7.594 millones, un 0,63% del pib, lo que representa una reducción interanual del 6,2%.

En términos de caja, los ingresos del Estado crecieron un 7,6%, alcanzando los 216.118 millones de euros. 84.734 millones de ellos corresponden a las administraciones territoriales en su participación en los impuestos estatales, es decir las entregas a cuenta y las liquidaciones definitivas. 131.384 millones son para el Estado y aumentan un 8,8% respecto al mismo periodo de 2017.

104.996 millones de los ingresos tienen que ver con impuestos directos y cotizaciones sociales, lo que representa un 8,8% más que lo que se obtuvo en el mismo periodo del año anterior, sobre todo por el incremento del 7,9% del IRPF, 77.834 millones, y las retenciones del trabajo, un 6,5% más, alcanzando los 68.106 millones.

En un 12,4% se incrementó la recaudación por el Impuesto sobre Sociedades, hasta los 21.947 millones, debido al aumento en un 14,9% de los pagos fraccionados, sobre todo por el segundo pago a cuenta, que sube un 23,1%. Al margen de esto, las demás empresas ingresaron cerca de un 4% más, un 6,4% más las pymes. También el incremento, de más del 8%, de los ingresos de las declaraciones anuales contribuyeron al aumento del Impuesto sobre Sociedades.

Por impuestos indirectos, hasta noviembre los ingresos subieron hasta los 88.550 millones, un 7,1% más que durante el mismo periodo de 2017.

Respecto a la recaudación neta del IVA, sin corregir el impacto del SII y el distinto ritmo de realización de las devoluciones, se produjo un aumento de un 4,3% hasta los 67.947 millones.

Por impuestos especiales también hubo incremento de la recaudación, hasta un 1,2%, 18.923 millones, a pesar de la caída del impuesto sobre el carbón, -13,1%, y el alcohol, -1,7% pero que se vio compensado por aumento de la recaudación de los impuestos de cervezas, 3,9%, labores del tabaco, 0, 8%, hidrocarburos, 1,8% y electricidad, 3,8%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.