El Gobierno dispone un contundente plan contra la pobreza infantil

El Gobierno dispone un contundente plan contra la pobreza infantil

Lo aprobó ayer el Consejo de Ministros.
Diez millones de euros destinará el Ejecutivo a un plan de choque contra la pobreza infantil que garantice las necesidades alimentarias de los alrededor de 375.000 niños, durante el verano, que están en España en situación de “carencia severa”. Así lo ha anunciado Isabel Celaá, portavoz del gobierno, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros y Ministras de ayer.
Se duplican, de este modo, los fondos destinados al programa ya existente de ayuda a comedores en verano. El Ejecutivo prevé que se cubran las necesidades del doble de menores que en años anteriores. Igualmente, que todos aquellos niños que estén en situación de carencia severa y en riesgo de pobreza sean atendidos.
Si es necesario, se aumentará la dotación del plan “porque no podemos permitirnos que los derechos de los niños estén tan desprotegidos”, ha garantizado Celaá. El programa se implantará en colaboración con las comunidades autónomas y ayuntamientos e incluirá desayuno y comida en los comedores infantiles, aunque se tiene previsto que también incluya la cena en el caso de menores más necesitados.
Así, el Ejecutivo de Pedro Sánchez pretende mitigar los efectos del periodo vacacional en menores vulnerables de entre 4 y 6 años que “tras el verano llegan a la escuela perdiendo hasta 4 kilos de peso”, destacó la portavoz. El plan también contempla actividades extraescolares deportivas y de aprendizaje para niños de entre 12 y 16 años que no hayan podido salir de sus casas para tener “unas vacaciones”.
Los datos sobre pobreza infantil son “realmente muy preocupantes”, ha dicho Celaá, y exigen que se adopten “urgentemente medidas de choque”. “En un tiempo récord, este Gobierno ha decidido impulsar el Plan Veca”, el nombre que recibe el programa de lucha contra la pobreza infantil. La portavoz ha subrayado que los menores de 16 años son el grupo de mayor riesgo de pobreza en España, puesto que el 28,1% de ellos están en esa situación, un total de 2,1 millones de niños y niñas. De ellos, 375.000 se encuentran en “carencia severa”, por no tener garantizadas “sus necesidades alimentarias” terminado el periodo escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *