El Gobierno aprovecha el bloqueo de la financiación autonómica para conseguir el objetivo de déficit de Bruselas

El Gobierno aprovecha el bloqueo de la financiación autonómica para conseguir el objetivo de déficit de Bruselas

El bloqueo de la financiación autonómica es aprovechado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para cumplir con el objetivo de déficit pactado con Bruselas en 2018. Y para ello, ha venido muy bien a María Jesús Montero, ministra de Hacienda en funciones, el informe de la Abogacía del Estado.

En él, se confirma que un Gobierno en funciones no puede realizar los pagos a cuenta a las comunidades autónomas, aunque la ministra asegura que “buscará fórmulas” para cumplir con la financiación.

Con todo, fuentes cercanas al Ministerio de Hacienda han señalado a El Confidencial Digital que el Gobierno “prefiere retrasar el pago” de forma que no incumpla con el objetivo de déficit comprometido.

Tras la moción de censura a Mariano Rajoy en junio de 2018 y la llegada a La Moncloa de Sánchez, Nadia Calviño, ministra de Economía en funciones, anunció cambios en los objetivos de déficit negociados con la Comisión Europea. Estos pasaban del 2,2% del PIB al 2,7% para 2018 y del 1,3% al 1,8% para 2019.

A finales de julio de 2019 el déficit del primer trimestre se situaba en los 16.336 millones de euros, es decir el 1,3% del PIB, según cálculos del Ejecutivo. Si a los gastos previstos para los cuatro meses restantes del año se les sumaran los 6.674 millones de euros del pago a cuenta a las comunidades autónomas, la cifra superaría los 22.000 millones de euros. Esto, unido a otros gastos, haría que resultara imposible cumplir el objetivo.

Desde Bruselas ya se cuenta con que España cierre el año con un déficit del 2,3%, pero desde el Gobierno se esmeran para no superar esas cifras.

Las consecuencias del no abono de los pagos a cuenta de la financiación autonómica son previsibles. Los gobiernos regionales sólo podrán optar por endeudarse “más nosotros, para cubrir servicios esenciales, o hacemos unos recortes salvajes”, afirma un alto cargo de un Ejecutivo autonómico.

A esta autonomía se le debe una “cantidad sustancial” y reitera la “gravedad” de la situación. “No tenemos dinero para Sanidad, Educación o ayudas a la dependencia, y de ahí es difícil recortar”, señala. El único modo que es que “las comunidades recurramos a créditos y nos endeudemos más”. Esto es algo que, a su juicio, “el Estado debería evitar aunque eso provocara tener problemas con Bruselas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.