El fracaso del PSG o por qué el dinero no lo puede todo

El fracaso del PSG o por qué el dinero no lo puede todo

Es uno de los equipos que ha invertido mayor cantidad de dinero en fichajes.
El PSG deja de brillar cuando sale a pasear por Europa y cae de la nube en la que se ha instalado merced a la fiereza que exhibe en la Ligue 1, donde nadie le hace sombra. Por tercera vez consecutiva el Paris Saint-Germain cayó en octavos de final de la Champions League y, además, fue en el Parque de los Príncipes.

Todo apuntaba a que el Manchester United sería doblegado en la capital francesa gracias a la sustancial ventaja cosechada en Old Trafford por el cuadro dirigido por Thomas Tuchel: 0-2. Ya saben, valor doble de los goles marcados en la visita al campo rival. Pero, los de Ole Gunnar Solskjaer no se amedrentaron, haciendo tres dianas y anulando el esperanzador tanto de Juan Bernat en el minuto 12. Ya saben, el valor doble de los goles en la visita al campo rival dejó fuera de la carrera por el campeonato europeo al todopoderoso campeón francés.

La historia se repite. En 2017, cuando el Barcelona recibió al PSG con un 4-0 en contra logrado en París, un sensacional Neymar dio la vuelta a la eliminatoria en un encuentro épico que terminó con una goleada de 6-1 a favor de los blaugrana.

Un año después, la escuadra parisina, con una plantilla aún más potente gracias el fichaje de Neymar, aterrizó en el Bernabéu y abría el marcador con un solitario gol de Adrien Rabiot, que, a la postre, de poco serviría visto el resultado final de ese encuentro: 3-1. El Real Madrid, aún en horas bajas, sentenció la eliminatoria en el Parque de los Príncipes: 1-2.

Dos eliminaciones que se unían a las cuatro anteriores en cuartos de final frente al Chelsea, al FC Barcelona en dos ocasiones y al Manchester City. Ahora, la sombra de la duda sobrevuela París y en especial se cuestiona qué sucederá en el cuadro parisino con algunas de sus estrellas, como Neymar o Mbappé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.