El ex abogado de Trump señala al presidente

El ex abogado de Trump señala al presidente

Se ha declarado culpable de ocho cargos.
El que fuera abogado de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, Michael Cohen, se entregó el pasado martes al FBI después de llegar a un acuerdo con la Fiscalía. Esta le investigaba por fraude fiscal y bancario y violación de la ley electoral. Lanny Davis, abogado de Cohen, ha informado de que «hoy se ha puesto de pie y ha declarado bajo juramento que Donald Trump le ordenó cometer un delito pagando a dos mujeres para influir en las elecciones. Si esos pagos fueran un delito para Michael Cohen, ¿por qué no serían un crimen para Donald Trump?», se cuestionó en su cuenta de Twitter.
Posteriormente, en declaraciones a la CNN, Davis señaló que el ex abogado del presidente norteamericano tenía información que podría incriminarle. «Michael Cohen tiene información que podría ser de interés para Mueller en su investigación sobre una conspiración para corromper la democracia estadounidense». Michael Mueller, ex director del FBI, está llevando a cabo una investigación sobre la posible injerencia de Rusia durante la campaña presidencial.

Señala directamente al presidente Trump
Cohen se entregó al FBI horas antes de su comparecencia ante un tribunal de Manhattan. En sede judicial se declaró culpable de cinco cargos de evasión fiscal, uno de fraude bancario, uno por contribuciones empresariales ilegales y uno por contribuciones excesivas a la campaña, en referencia al dinero que dio a varias mujeres para silenciar sus relaciones con Trump.
También señaló que ocultó información que podría perjudicar al candidato y a su campaña «en coordinación y bajo la dirección de un candidato a un cargo federal». El abogado de Cohen ha dicho que este decidió asumir las culpabilidades porque estás dispuesto a «poner por delante a su familia y país y contar la verdad sobre Donald Trump».

Acuerdo con la Fiscalía
El ex abogado personal del presidente estadounidense habría llegado a un acuerdo con la Fiscalía por el cual su condena podría verse reducida a entre tres y seis años de prisión.
Su defensa sostiene que «no hay ninguna duda de que Donald Trump cometió un delito y, lo que es más, encubrió el delito, ya que no quería firmar el cheque para Stormy Daniels». De hecho, fue Cohen quien pagó de su bolsillo el dinero que fue entregado a la ex actriz porno.
Este le fue devuelto mediante Trump Organization bajo la fórmula de compensación a sus servicios legales. Este hecho es una violación de la ley, que prohíbe hacer donaciones a campañas electorales. Si Trump hubiera sido quien hubiera pagado de su dinero la cantidad, no habría habido financiación ilegal.

Por primera vez en 50 años se acusa a un presidente
El hecho es de extrema gravedad ya que es la primera vez en casi 50 años que un presidente estadounidense es acusado de formar parte en un delito de financiación de campaña, según Lawrence M. Noble, ex consejero general de la Comisión Federal electoral. «Esta es la primera vez desde Watergate que se ha acusado a un presidente de estar involucrado personalmente, dirigiendo y coordinando, una violación de la financiación de campaña», ha dicho.
Davis ha precisado que las causas que han llevado a Cohen a declarase culpable son «su patriotismo y amor por el país». «Le hicieron reconocer el peligro de este particular presidente, su falta de idoneidad para ser presidente de Estados Unidos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.