El Estado Islámico vuelve a atentar en Francia

El Estado Islámico vuelve a atentar en Francia

Dos personas mueren y una tercera sufre heridas graves.
Se desata la alarma antiterrorista en Francia después de un ataque con cuchillo que se vivió ayer en Trappes, una localidad de la región metropolitana de París, y que ha sido reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico. No obstante, las autoridades empiezan a pensar que se trata tan solo de una disputa familiar. A pesar de ello, dos personas han muerto y una tercera ha sufrido heridas graves.
el supuesto atacante se había atrincherado, pero fue abatido por las fuerzas de seguridad. Las autoridades de Yvelines han confirmado la muerte de dos mujeres, identificadas en principio como la madre y la hermana del atacante, así como que la persona herida es una mujer que pasaba por el lugar.

La investigación sigue su curso
a través de Twitter, la Policía ha confirmado el cierre de la operación para capturar al sospechoso aunque ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que respeten el perímetro de seguridad para no perjudicar el trabajo de investigación de los agentes.
Gerard Collomb, ministro del Interior francés, que se ha trasladado a Trappes, ha lamentado las víctimas y ha felicitado a las fuerzas de seguridad por su ejemplar actuación. Las autoridades «investigan ya para establecer las circunstancias de este drama», ha dicho. François Molins, fiscal de París, también se ha desplazado a esta localidad cercana a Versalles.

Estado Islámico reivindica el ataque
Mediante un comunicado difundido por la agencia Amaq, Estado Islámico ha reivindicado la autoría del ataque, identificando al agresor como uno de los «soldados» de su organización aunque no ha especificado su identidad ni ha dado más detalles sobre lo sucedido.
Anteayer, el grupo terrorista distribuyó en Internet un presunto discurso de Abu Bakr al Baghdadi, líder de Daesh, en el que se felicitaba por los ataques terroristas en Europa, Canadá o Jordania, animando a sus seguidores a continuar con los atentados.
El sospechoso, abatido, estaba fichado en un archivo en el que estan incluidas personas que pueden suponer un peligro para la seguridad nacional. Había nacido en 1982 y fue condenado por apología del terrorismo.

Fue una disputa familiar
Las autoridades francesas no han confirmado que se trate de un atentado terrorista. Tal es así que se baraja como principal hipótesis una disputa familiar debido a la coincidencia de las víctimas como familiares, aunque varios testigos han declarado que el atacante gritó «Allah Akbar» («Alá es grande»).
Por su parte, Marine Le Pen, líder de la ultraderechista Reagrupación Nacional, el antiguo Frente Nacional, ha dicho en Twitter que «Trappes es el símbolo de esas localidades y barrios donde la República francesa ha retrocedido». «Les debemos a estas víctimas, a todas las víctimas, reconquistar estos territorios. Uno a uno, sin la más mínima debilidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.