El día que Mueller salvó a Trump

El día que Mueller salvó a Trump

No hay pruebas suficientes que demuestren que el presidente conspiró con Rusia.
En una carta dirigida al Congreso, Bill Barr, Fiscal General de Estados Unidos, ha informado de que, después de examinar el informe de Robert Mueller, fiscal especial, no hay pruebas que permitan demostrar que la campaña presidencial de Donald Trump, presidente estadounidense, conspiró con Rusia para influir en las elecciones de 2016. “Como dice el informe: ‘la investigación no ha demostrado que los miembros de la campaña de Trump conspiraban con el gobierno ruso en sus actividades de interferencia en las elecciones’”.

“La investigación del fiscal especial no ha demostrado que la campaña de Trump ni nadie vinculado con ella conspirara o se coordinara con Rusia para influir en las elecciones presidencial estadounidenses de 2016”, reza el escrito al que han accedido los medios de comunicación. El documento de Barr expone resumidamente las principales conclusiones del informe de Mueller después de 22 meses de investigación, por lo que se da ésta por cerrada.

Asimismo, el Fiscal General de Estados Unidos admite que tampoco hay pruebas que incriminan al inquilino de la Casa Blanca por obstrucción a la justicia, si bien, puntualiza, es una cuestión compleja. “Este informe no concluye que el presidente haya cometido un delito, pero tampoco lo exculpa”, precisa.

Por su parte, en declaraciones a la prensa desde West Palm Beach, en Florida, antes de subir al Air Force One, Trump ha asegurado: “Me acaban de informar de que no hubo conspiración con Rusia, la cosa más ridícula que haya escuchado jamás. No ha habido conspiración con Rusia. No ha habido obstrucción y ha sido una exculpacción completa y absoluta”. A continuación ha cargado contra la investigación del fiscal especial calificándola como “humillación ilegal y fallida”. “Es una pena que nuestro país haya tenido que pasar por esto. Siendo honesto, es una vergüenza que vuestro presidente haya tenido que pasar por esto”, ha esgrimido.

También Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, se ha referido al informe de Mueller, diciendo que “el fiscal especial no ha encontrado ninguna conspiración y no ha encontrado ninguna obstrucción. El fiscal general Barr y Rosenstein -vicefiscal general- han concluido que no ha habido obstrucción. Las conclusiones del Departamento de Justicia suponen una total y absoluta exoneracion del presidente de Estados Unidos”.

Por su lado, Kevin McCarthy, portavoz del Partido Republicano en la Cámara de Representantes, se ha felicitado por las conclusiones del fiscal especial: “Dos años después, dos investigaciones del Congreso y ahora la investigación del fiscal especial con plenos poderes para investigar dejan claro y diáfano, sin sombra de duda, que no hubo conspiración”, enfatizó. “Un buen día para el estado de derecho. Un día estupendo para el presidente Trump y su equipo. No ha habido conspiración de obstrucción”, destacó, por su parte, Lindsey Graham, senador republicano.

No obstante, desde el Partido Demócrata quiero precisar que el informe de muelles no descarta que el presidente norteamericano haya cometido un delito de obstrucción a la justicia. “La carta del Fiscal General Barr plantea tantas preguntas como las que contesta”, afirman en un comunicado Nancy Pelosi, presidente de la Cámara de representantes, y Charles Schumer, portavoz del Partido Demócrata en el Senado. Agregan: “El hecho de que el informe del fiscal especial Mueller no exculpe al presidente de un delito tan grave como el de obstrucción a la justicia demuestra lo urgente que es que se publique sin más dilación el informe completo y la documentación adicional”.

Por su lado, Jerrold Nadler, demócrata y presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, ha mostrado su profunda “preocupación por las discrepancias y la decisión final” de Barr y el Departamento de Justicia y ha anunciado en Twitter que llamará a declarar al Fiscal General por su interpretación del Informe Mueller.

También Bill Pascrell, demócrata miembro de la Cámara de Representantes, ha lanzado críticas al “resumen blanqueado del guardaespaldas nombrado por Trump”, señalando que “no es aceptable”. “Barr busca proteger a Trump. Debería publicarse el informe completo de inmediato”. “Desde el primer día Trump ha obstaculizado en esta investigación y ha rechazado cooperar. Varios de sus colaboradores más estrechos han sido imputados en un tribunal. Si el fiscal general de Trump no hace que rinda cuentas por sus delitos, es el Congreso el que debe investigar”, zanjó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.