El debate de investidura se celebrará el 22 de julio sin aún garantizar los apoyos suficientes

El debate de investidura se celebrará el 22 de julio si aún garantizar los apoyos suficientes

En 19 días, el 22 de julio, se celebrará el primer debate de investidura y, un día después, la primera votación en la que Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, deberá conseguir mayoría absoluta para ser investido. Así lo ha anunciado Meritxell Batet, la presidente del Congreso, en una comparecencia en la Cámara Baja.

La convocatoria se hace sin que aún estén garantizados los apoyos suficientes para lograr una investidura, ni siquiera en una hipotética segunda vuelta el 25 de julio, 48 horas después de la primera votación del 23 de julio en la que necesitará mayoría absoluta. En esa segunda vuelta tan sólo necesitaría mayoría simple, es decir más síes que noes. Si Sánchez no resulta investido, se abre un plazo de dos meses para que logre los votos necesarios y, en caso de no conseguirlo, las Cortes se disolverán automáticamente y se convocarán nuevas elecciones el 10 de noviembre.

Batet ha fijado la fecha después de una conversación telefónica con el presidente del Gobierno, que se encontraba en Bruselas en la cumbre para el reparto de los más altos cargos de la Unión Europea. En su alocución, la presidente del Congreso señaló que las fechas elegidas tienen “el objetivo claro de que la investidura prospere y no de que se produzca solo un debate”. Indicó que durante su charla con Sánchez no hablaron acerca de una posible investidura septiembre ni de una hipotética repetición de elecciones.

En consecuencia, el debate de investidura de la XIII legislatura dará comienzo a las 12:00 del 22 de julio con el discurso del candidato socialista. A partir de las 16:00 intervendrán los portavoces de los demás partidos en orden de representación de mayor a menor número de escaños. Al día siguiente, después de que terminen las intervenciones, se celebrará la primera votación.

Según ha manifestado Batet, el presidente y ella han coincidido en la necesidad de que “el país necesita estabilidad y un gobierno fuerte lo antes posible”. Tras la conversación con Sánchez y decidir la fecha, lo comunicó a los portavoces y presidentes de los grupos parlamentarios mediante un mensaje corto por WhatsApp y luego con conversaciones bilaterales después de la comparecencia ante la prensa.

La elección del 22 de julio no es casual. Si se un celebrará la primera sesión de investidura el 16, con los plazos en la mano y suponiendo una repetición de comicios, éstos se tendrían que celebrar el 3 de noviembre, en pleno puente de Todos los Santos, lo que podría perjudicar a la participación.

Según algunos sondeos, una repetición de las elecciones generales favorecería a PSOE y PP, en detrimento de Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox. Pero, además, sería la cuarta convocatoria a las urnas para unas generales en cuatro años, con el posible hartazgo de la ciudadanía que haría casi imposible predecir los resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.