El comercio online no cumple la normativa de pagos

El comercio online no cumple la normativa de pagos

Entró en vigor la Directiva Europea de Servicios de Pago aprobada en 2018.
Sólo el 14% del comercio online de Europa opera ya con la normativa vigente para este tipo de ventas. Así lo ha revelado bolsamania.com, que publica los resultados, entre otros, del último estudio que ha llevado a cabo MasterCard acerca de los servicios de pago: “Negocios y comercios tienen que estar listos para ofrecer autenticación reforzada del cliente, Strong Customer Authentication, SCA, no solo para cumplir con la regulación, sino también para evitar la insatisfacción de los clientes”.

Según este estudio, el 75% de los comercios online europeos no conocen, en buena parte, la normativa de pagos digitales que entró en vigor después de aprobarse a finales de 2018, la Directiva Europea de Servicios de Pago. Algo más de la mitad dice que estará preparado después de septiembre de este año o que no tiene intención de implantarla.

Según comenta Paloma Real, directora general de la firma, “el comercio electrónico continúa aventajando a las compras físicas y, si bien es algo muy positivo para las tiendas online, también las enfrenta al reto de garantizar que las transacciones digitales sean seguras e infalibles”.

Advierte de que “con tasas de aprobación más bajas y tasas de fraude más altas, la brecha entre las compras digitales y físicas sigue siendo un problema” que conlleva un “impacto negativo” en su utilización y un “desgaste entre los consumidores”. Tal es así, que, en Europa, la tasa de fraude es diez veces más alta que en el caso de las compras físicas. De ahí la importancia de adaptarse a la normativa europea.

Aunque entró en vigor, la SCA no será obligatoria hasta septiembre bajo la normativa PSD2, pero los comercios deberán prepararse previamente. Para ello, deberán verificar dos cuestiones prioritarias. Una es ponerse en contacto con el proveedor de servicios de pago para confirmar que todo esté listo. Otra, educar a los consumidores e informarles sobre los nuevos cambios, haciendo hincapié en las ventajas, al reducir el fraude, e incrementar la seguridad de las transacciones.

Por todo ello, las tiendas online tendrán que poner a disposición del consumidor sistemas de autenticación reforzada para autorizar una operación. Para ello, deberán combinar dos o más elementos, incluyendo algo propio del usuario, algo que solo él conozca y que sólo él tenga. De ellos, al menos uno no puede ser susceptible de ser robado a través de Internet y que no pueda reutilizarse, además del hecho de que sea independiente.

Se trata, en definitiva, de evitar problemas y que los consumidores estén protegidos en sus compras online. También se establecerá un nuevo límite de pagos no autorizados con tarjeta.

Con esta normativa, comentan desde la OCU, se incluye a la española el límite de responsabilidad del usuario por uso no autorizado de la tarjeta, reduciéndose de los 150 euros anteriores a 50 euros. Así, el usuario queda exento de responsabilidad una vez que ha notificado la sustracción o pérdida de la tarjeta, o, incluso antes, si el emisor de la tarjeta no tiene los medios adecuados y gratuitos para que se puedan hacer las notificaciones.

Otra de las novedades es la devolución rápida de las operaciones no autorizadas. una vez detectado una operación de este tipo y después de notificar la. La entidad emisora de la tarjeta deberá, a lo más tardar, devolver el importe al final del día hábil siguiente a la notificación del pago no autorizado. Podrá negarse solo si existe sospecha de fraude, en cuyo caso el banco deberá notificar por escrito al Banco de España las razones de dicha sospecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.