El beso que mató a la niña recién nacida

El beso que mató a la niña recién nacida

Una infección de herpes transmitida por un beso fue la causa de la muerte de Mariana, una bebé recién nacida de Iowa que falleció con tan solo unos días de edad. Sucedió el pasado verano, cuando el 7 de julio la pequeña fue llevada a urgencias por sus padres, Shane y Nicole.

La bebé había dejado de comer y se despertaba con dificultades. Dejó de respirar y sus órganos empezaron a fallar. Se le hicieron seis transfusiones de sangre. A pesar de todos los esfuerzos, los riñones fallaron y también el hígado. Dos días después fallecía.

Había sido infectada con meningitis HSV-1, causada por el virus de herpes y también es causante de las llagas labiales. Las pruebas demostraron que sus padres no tenían el virus y no pudieron transmitírselo. Lo más probable es que algún familiar, sin saber que lo tenía y no presentaba síntomas, infectó a la bebé con un simple beso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.