El BCE comienza a poner fin a la política monetaria expansiva

El BCE comienza a poner fin a la política monetaria expansiva

Será a partir de la reunión que el 14 de junio se celebre en Riga.
Este jueves tendrá lugar la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo para debatir acerca de la política monetaria de la zona euro. Después del discurso del economista jefe de este organismo, Peter Praet, se prevé que uno de los temas a tratar sea el fin del programa de expansión cuantitativa por la que la Máxima Autoridad Bancaria Europea compra 30.000 millones de euros al mes en deuda de los estados miembro.
Los analistas tenían puesta la confianza de que este asunto llegara en la reunión de julio o, incluso, la de septiembre. En palabras de Praet, “la disminución de las expectativas del mercado sobre una expansión considerable del programa de compras ha venido acompañada de unas expectativas de inflación consistentes con el objetivo”. También admitió que el Consejo de Gobierno del BCE “tendrá que evaluar si el progreso hasta el momento ha sido suficiente para justificar una retirada gradual de las compras”.
Por otro lado, en un informe publicado la semana pasada, Bank of America Merrill Lynch Global Research anticipaba que no creen que “las expectativas de inflación garanticen una retirada del programa de compras, pero siempre hemos pensado que el BCE será capaz de encontrar motivos suficientes”. “Esperamos que anuncia una pequeña reducción hasta diciembre”, auguran. Por su parte, Carsten Brzeski, economista jefe de ING Alemania, sostiene que “el discurso de Praet proporciona una mayor evidencia de que hay una mayoría creciente en el Consejo de Gobierno del BCE a favor de terminar con el QE (Quantitative Expansión)”. “No obstante, no creemos que haya ahora mismo un acuerdo sobre cuándo y cómo se comunicará”, anticipa.
Brzeski cree se decidirá la comunicación del fin del QE, pero, sobre todo, si su finalización será gradual o no. A su juicio, el anuncio firme se producirá después de la reunión de julio. Desde el punto de vista de Joaquín Robles, analista de XTB, “la inflación todavía se encuentra muy lejos de su objetivo”, por lo que no espera que se anuncien cambios sobre política monetaria en este momento.
Aunque la inflación ha subido hasta situarse en el 1,9% en mayo, debido al incremento del precio del petróleo, la inflación subyacente está todavía anclada en el 1,1%, lejos del objetivo del BCE del 2%. Roble, más bien cree que el Banco Central Europeo mostrará “una mayor preocupación sobre los temores de una guerra comercial”, que amenazaría el crecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.