El Banco de Inglaterra aguanta la respiración

El Banco de Inglaterra aguanta la respiración

Toma medidas de contención ante la incertidumbre del Brexit.
Ayer, el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra, BoE, decidió unánimemente mantener los tipos de interés de Reino Unido en el 0,75% así como también mantendrá sus medidas no convencionales de estímulo monetario. De este modo, se mantiene a la espera de lo que suceda en las negociaciones sobre el Brexit.

Así, entre otras medidas, mantendrá en 10.000 millones de libras esterlinas, alrededor de 11.500 millones de euros, la emisión de reservas del banco central que financiarían la compra de deuda corporativa. También sigue con el programa de 435.000 millones de libras esterlinas, más de 500.000 millones de euros de compra de bonos soberanos.

Según ha alertado el BoE, la incertidumbre del Brexit está provocando volatilidad en los precios de los activos del país, incidiendo en especial en la cotización de la divisa británica, y afectando a la confianza y la actividad económica a corto plazo, particularmente en la inversión de las empresas: “Las perspectivas económicas continuarán dependiendo de forma significativa de la naturaleza y el momento de la retirada de la Unión Europea”, destaca la autoridad monetaria de Reino Unido. A eso añade que la nueva relación entre el país y el bloque comunitario marcará la transición, si es brusca o sin sorpresas, además de la respuesta de los hogares y empresas.

The Old Lady of Threadneedle Street, como popularmente se llama al BoE, insiste en que el camino adecuado de su política monetaria estará en función de lo que produzcan estos factores sobre la demanda, la oferta y el tipo de cambio. “La respuesta de la política monetaria al Brexit, sea cual sea su forma, no será automática y podrá ir en cualquier sentido”, remarca la autoridad monetaria británica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.