El Banco de España, optimista con la recuperación económica en Europa

A medio plazo se volverá a una senda de crecimiento “similar a la anterior” en la eurozona. Es la opinión del Banco de España, que ve con optimismo la recuperación económica en Europa aunque el esperado del 1,2% para 2019 y el 1,1% para 2020 siga siendo “bajo”, además de reflejar la “debilidad” del comercio y las manufacturas.

Pablo Hernández de Cos, gobernador del organismo regulador, así se manifestó durante una intervención en un desayuno informativo por Analistas Financieros Internacionales. Aseguró que estas afirmaciones se basan en las previsiones del Banco Central Europeo (BCE), que ha revisado al alza las previsiones para 2019 y a la baja en 2020.

En concreto, se prevé un crecimiento del 1,2% para 2019, una décima más que en septiembre, y del 1,1% en 2020, una décima menos. En cambio, se mantiene el pronóstico del 1,4% para 2021 y para 2022.

A corto plazo, subrayó Hernández de Cos, el crecimiento “sigue siendo bajo”, pero a medio plazo se volverá a una senda de crecimiento “similar a la anterior”. Los propulsores son las condiciones financieras y el mercado de trabajo, añadiéndose una orientación “algo más expansiva” de la política fiscal.

La inflación se revisa al alza para 2020, hasta el 1,1%, y a la baja para el siguiente año, el 1,4% a causa de la evolución que se espera del precio del petróleo. La estimación del IPC para 2021 es del 1,6%.

Así, se confía en una senda de recuperación de la inflación subyacente soportada por la mejora cíclica de la economía, un crecimiento salarial “relativamente robusto” y las medidas de política monetaria que se adoptaron en 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.