El abogado de Trump le quita la careta al presidente

El abogado de Trump le quita la careta al presidente

Reconoce que Trump conocía la filtración de correos electrónicos que perjudicaría a Hillary Clinton.
Michael Cohen, ex abogado de Donald Trump, presidente de EEUU, ha reconocido en el Congreso que el presidente es racista, estafador y embustero, ya que tenía conocimiento de la filtración de correos electrónicos que perjudicaría a su rival en la carrera hacia la Casa Blanca en 2016 (Hillary Clinton).

El ex abogado, considerado durante mucho tiempo la persona de máxima confianza de Trump, aseguró que el mandatario, a la vez que preparaba su carrera hacia las presidenciales, dirigió un proyecto inmobiliario en Rusia, hecho que negó en reiteradas ocasiones en público.

Las declaraciones se produjeron ante una comisión, dirigida por demócratas, de la Cámara de Representantes.

“Estoy avergonzado por mi debilidad y mi lealtad inapropiada, por las cosas que hice por el señor Trump en un esfuerzo por protegerle y promocionarle”, aseveró.

“Estoy avergonzado porque sé lo que es el señor Trump”, añadió, “es un racista, un estafador, un embustero”.

A pesar de que no afirmo que el mandatario se lucrara con su negocio con Rusia, reconoció: “Tengo mis sospechas”.

Estas declaraciones han producido un shock en la audiencia estadounidense puesto que, aunque ya se conocían, el hecho de ser confirmadas por una persona de total confianza del mandatario en aquellos momentos, han provocado un gran efecto social.

Por su parte, el presidente que se encontraba en Vietnam, ha acusado a su ex colaborador de mentir.

Robert Mueller, fiscal especial, que investiga la relación entre el equipo de campaña de Trump y Trump para manipular los comicios presidenciales, se ha visto beneficiado por las acusaciones que vienen por parte del hombre que dijo que recibiría una bala por su jefe.

Según han reconocido funcionarios de la Administración estadounidense los correos electrónicos que filtró WikiLeaks fueron sustraídos por Rusia a través de una campaña de “hackeo” de Moscú que tuvo lugar en la campaña a la carrera de la Casa Blanca, con el fin de sembrar la discordia en el país y perjudicar a Hillary Clinton, rival de Trump.

Cohen, habiendo perdido su licencia de abogado, a partir de mayo cumplirá una condena de tres años de cárcel por no cumplir las leyes de financiación de campañas, por pagar a una de las supuestas amantes de Trump y por evadir impuestos, además de mentir en el Congreso.

1 thought on “El abogado de Trump le quita la careta al presidente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *