El abad del Valle de los Caídos dice que no tiene autoridad sobre la Basílica

El abad del Valle de los Caídos dice que no tiene autoridad sobre la Basílica

El prelado de Solesmes asegura que solo la tiene sobre los monjes.
Según fuentes eclesiásticas, la exhumación y traslado de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos podría necesitar de la mediación de la comunidad benedictina o, incluso, llegar al Papa en caso de conflicto y que no se llegue a un acuerdo entre el Gobierno de Pedro Sánchez y la familia del dictador.
Así, Patrimonio Nacional es el administrador del Valle de los Caídos pero la basílica está encomendada a la comunidad benedictina. La orden de san Benito está dividida en 20 congregaciones de las que cuelgan distintas comunidades. En concreto, la del monumento franquista depende de la congregación de Solesmes, al noroeste de Francia, y el abad de ésta, Philippe Dupont, podría llegar a ser requerido para mediar sobre la exhumación de los restos de Franco.

También se hablará con el arzobispo de Madrid
No obstante, desde la prelatura francesa se asegura que el prior, puesto que es presidente de esa congregación, tiene autoridad “sobre la comunidad de los monjes”, pero no así “sobre la basílica y los muertos”. En caso de conflicto, además, por deferencia, se escucharía a Carlos Osoro, cardenal arzobispo de Madrid, por ser responsable de la diócesis donde se ubica la abadía, aunque la comunidad benedictina del Valle de los Caídos goce de autonomía. Incluso, podría llegarse a consultar con la Santa Sede, por orden de jerarquía.
Fuentes cercanas al priorato del Valle señalan que la comunidad benedictina tiene la “misión” de “rezar por uno y otro bando”, y no se pronuncian acerca de la exhumación de los restos del dictador, de momento.
El arzobispo de Madrid, por su lado, ha insistido, en declaraciones a los medios en Santander, en que “la Iglesia siempre es casa de puertas abiertas para todos, para entrar y para salir, pero la decisión (sobre los restos de Franco) no es nuestra”, sino que corresponde al Gobierno y a la familia.
Desde el Arzobispado de Madrid se hace hincapié en que la exhumación de los restos del dictador “es una decisión política” que debe contar con el “acuerdo con la familia” y que se mantendrán a la expectativa sobre cómo se desarrollen los acontecimientos.

Se llegará a los tribunales
Por otro lado, Juan Chicharro, presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco, de acuerdo con lo publicado por Europa Press, ha advertido de que se llegará a los tribunales si el Gobierno trata de exhumar los restos del dictador por vías legales no ajustadas al Estado de Derecho, como sería un decreto ley. Insiste en que no hay “posibilidad alguna de exhumación de Franco sin conculcar el régimen legal actual”, porque “no se puede exhumar nunca un cuerpo sin permiso de la familia y no lo tienen”. Además, el dictador está enterrado en una basílica donde, según Chicharro, “solo rige el derecho canónico así reconocido por los Tratados Iglesia-Estado de 1979”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.