El Ejército pendiente de ejecutar el Plan Cota de Malla

Apoyar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado si el Gobierno da la orden es el objetivo.

El Ejército ha comenzado a transportar y acumular material logístico para “estar preparado ante cualquier contingencia”, ha declarado el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Fernando Alejandre. Si el Gobierno activa el Plan Cota de Malla -así se ha llamado a esta operación- el objetivo es apoyar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero hasta entonces, el Ejército no hará nada. Sin embargo, ya se están elaborando planes y posicionando material.
Desde hace unos día ya se está prestando apoyo logístico a la Guardia Civil y Policía Nacional, dándoles alojamiento en las bases de Sant Climent Sescebes y El Bruch, y, si fuera necesario, sustituirlas en la vigilancia de enclaves estratégicos –protección de puertos, aeropuertos, centrales nucleares, depósitos de combustible e infraestructuras críticas- y, así, que pudieran dedicar sus contingentes a otras labores. La Ley Orgánica de Defensa Nacional así lo prevé. De hecho, así se habría hecho si se hubiera elevado a 5 el nivel de alerta antiterrorista.
Según los expertos, no hay mucha probabilidad de que todos o parte de los casi 17.000 Mossos d´Esquadra se levanten contra el Estado, pero no descartan el riesgo de que surjan grupos armados entre los sectores más radicalizados del independentismo. “La maniobra debe montarse de acuerdo a la hipótesis más probable y la seguridad, según la más peligrosa”, recuerda un mando. “Si se produjera una escalada de violencia que desbordara a las Fuerzas de Seguridad del Estado, el Ejército tendría que hacer valer su superioridad”, mantiene. En el supuesto más peligroso, Policía y Guardia Civil no solo tendrían que enfrentarse a disturbios o algaradas, sino a grupos armados.
El “Cota de Malla” es un plan de contingencia diseñado hace años para situaciones de gravedad extrema o acontecimientos de gran magnitud –elecciones, conferencias internacionales, la boda del entonces Príncipe de Asturias, etc.-, y se limitaría, inicialmente, a vigilancia, evitando enfrentamientos con la población civil. No obstante, sí podrían encargarse de abrir las vías de comunicación terrestre, así como facilitar las comunicaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a través de las redes militares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.