EEUU tensa la cuerda por la venta de armas a Taiwán

EEUU tensa la cuerda por la venta de armas a Taiwán

Tsai Ing Wen, presidenta de Taiwán, se ha trasladado a EEUU en un viaje oficial que ha molestado a China, ya que se produce dentro de las tensiones con Pekín debido a la decisión del Gobierno estadounidense a autorizar la venta de armas valoradas en 2.200 millones de dólares a las autoridades taiwanesas.

La presidenta de Taiwán, antes de su partida, ha indicado dirigiéndose a la prensa que la democracia ha de defenderse y que en Taiwán se están sufriendo amenazas de “fuerzas extranjeras”, refiriéndose, de modo indirecto, a China.

«Diario Progresista te necesita. Donar 12 €»

Por su parte China, que considera Taiwán como territorio propio, reclama a EEUU que no acepte la visita de Tsai, en representación de una gira internacional que acaba de iniciarse.

Tsai Ing Wen, permanecerá cuatro noches en EEUU, dos del viaje de ida y dos del viaje de vuelta, como parte de su gira por cuatro países del Caribe. La presidenta estará en Nueva York a la ida y en Denver en su regreso.

Su permanencia en territorio estadounidense será más larga de lo habitual, ya que solo suele hace una parada cuando hace escala en sus viajes al extranjero. Desde el Departamento de Estado de EEUU se ha trasladado que no han existido cambios en su política de “una sola China”, por la que Washington solo reconoce como capital a Pekín y no a Taipéi, independientemente de que quiera prestar su ayuda a las autoridades de Taiwán.

En Taoyuan, principal aeropuerto de Taiwán, Tsai ha realizado declaraciones a la prensa, manifestando que pretende transparencia y libertad con los aliados de Taiwán, además de más apoyo internacional para su país.

“Nuestra democracia no ha llegado fácilmente y ahora está afrontando amenazas e infiltraciones de fuerzas extranjeras”, ha asegurado Tsai, sin especificar de dónde provienen esas fuerzas.

“Estos desafíos son también desafíos comunes que afrontan las democracias en todo el mundo. Trabajaremos con países con ideas similares para garantizar la estabilidad del sistema democrático”, ha apuntado la presidenta de Taiwán.

Tsai, que se enfrentará a su reelección en enero, ha pedido apoyo internacional para defender la democracia de su país ante las amenazas de China. Por su parte, Pekín, de modo regular, ha mandado aeronaves y buques militares rodeando Taiwán en el transcurso de maniobras militares.

La última vez que la presidenta de Taiwán viajó a EEUU fue en marzo, al realizar una gira en el Pacífico donde permaneció en Hawái. La pasada semana, con el objetivo de reforzar las posibilidades de defensa de Taiwán, EEUU aprobó la venta de armas para Taiwán valoradas en 2.200 millones de dólares, actuación que ha sido criticada por Pekín.

Actualmente, las relaciones oficiales que mantiene Taiwán son con 17 países, pequeñas naciones de Centroamérica y de la región del Pacífico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *