Editorial “Vergüenza”

La sentencia judicial contra La manada es una vergüenza para nuestro país. Que solo se haya sentenciado como delito de abuso sexual continuado en vez de violación, además de no tener ningún sentido, carece de fundamentos de hecho y de derecho.
Si se reconoce la negativa de la víctima es que hubo abuso. Y si hubo abuso es imposible que no hubiera violencia. Y la violencia es la principal característica de una violación. El resto es no entender nada. Es desconocer el sufrimiento de una mujer cuando es acosada, violada, por cinco monstruos.
Es recurrible, si no, sentaría un peligroso antecedente para la seguridad de las mujeres y de todos nosotros. Porque una mujer, así, se quede petrificada, inferirán que consiente. Que grite, como reconoce la sentencia, parece que no es suficiente.
Un atentado a la lucha contra la violencia de género. Una agresión en toda regla al sentido común. Una vergüenza que tiene movilizados a todos los ciudadanos y ciudadanas de bien. La miseria humana no tiene límites y nuestra capacidad de luchar contra ella tampoco debe tenerla.

1 thought on “Editorial “Vergüenza””

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.