Editorial “Recortes en la lucha contra la corrupción”

La falta de recursos de la Unidad Central Operativa, la conocida UCO, revela la escasa disposición política que han tenido los gobiernos de la derecha en financiar la lucha contra la corrupción.
Según revela el diario El Mundo, las necesidades operativas de la Guardia Civil se sienten seriamente dañadas y, por lo tanto, su funcionalidad deprimida hasta el punto de afectar a sus objetivos precisamente operativos.
Cuando el responsable militar informa por carta de que los fondos reservados dispuestos para el funcionamiento de la unidad han sido agotados, acompaña su aseveración con la queja de que la operatividad del departamento queda suspendida. Se suspende, pues, una parte de la lucha contra la corrupción de nuestro país. Se suspende, curiosamente, por falta de recursos.
Luego nos quejamos de que alguien nos acusa de ser un país de pandereta. Una nación en la que los recortes se hacen con el sacrosanto estandarte de la austeridad, pero que ocultan tijeretazos en derechos, libertades y, como en este caso, en la lucha contra la corrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *