Editorial “¿Qué es violencia?”

Acatamos sin parpadear la decisión de la Audiencia Territorial del Estado de Schleswig-Holstein. Nos preguntamos cómo los escurridizos caminos del Derecho llevan al alto tribunal a tomar decisiones que pueden dañar políticamente a una democracia.
Lo que no cabe ninguna duda es que los errores que se cometen se pueden acabar pagando muy caros. Que el independentismo se refuerza a cada paso y que su capacidad de victimismo aumenta en cada momento.
Si la Audiencia Territorial no contempla delito de rebelión es porque no observa violencia en la actitud del gobierno presidido por Puigdemont. Queda en el aire, poniéndole en libertad bajo fianza, valorar el delito de malversación para poder decidir la extradición o no a España.
Nos preguntamos en este periódico sobre el concepto de violencia. Si organizar desde las altas instancias de la Generalitat una sublevación de una minoría, violentando las acciones de la Guardia Civil, teniendo como objetivo subvertir el orden constitucional, es violencia o no.
Nos preguntamos, empero, por qué la Audiencia Territorial no ha valorado al mismo tiempo el delito de malversación. Porque de lo que no cabe ninguna duda es que el riesgo de fuga es infinitamente mayor en alguien que lleva cinco meses fugado que alguien que no es sospechoso de evitar la justicia.

4 thoughts on “Editorial “¿Qué es violencia?””

  1. Como defino en varios comentarios; Si miramos para otro lado estaremos perdiendo totalmente el rumbo. Por muy mal que nos llevemos con la derecha y con estos jueces derechonones, no podemos dejar de observar una realidad palpable. Puigdemont y sus seguidores cometieron claramente un delito de rebelión, las formas de definir este acto en la ley son múltiples, la audacia del abogado consiste en demostrar que se trataba de un acto simbólico. Si el señor Puigdemont, hubiera seguido adelante podíamos habernos encontrado en un escenario peor, incluso hasta con muertos.El mundo al revés; delincuentes y señores que promueven el independentismo son simples inocentes, golpeados por la injusticia Social y defendidos por unos cuantos letrados y tribunales vanguardistas , los cuales más bien parecen sacados de una novela de suspense. Me pregunto donde nos arrastrará toda esta irracionalidad y cuando pisaremos el freno a esta locura.Existió rebelión, el grado de fuerza es una ridiculez medirlo aquí, el acto sobre declaración de independencia fue consumado y el proceso fue declarado. No creo que aquí incluyera mucho el político, es necesario ser objetivo y ver que hoy día existen entre los mismos juristas una pugna por el poder, al igual que en otros ámbitos. Alemania no podía juzgar, únicamente se ha limitado a poner a este individuo en libertad bajo fianza, los jueces allí no pueden esclarecer los hechos y el abogado se limita a una defensa en la que se basa en el acto simbólico y en una persecución política, puras estrategias. Quizás muchos no alcancen a ver la gravedad de este asunto hasta que no hubiera habido algún muerto.
    Un saludo

  2. Estos señores no solo han cometido un acto de rebelión.
    Son inmorales, insolidarios…y reaccionarios.
    Supremacistas, racistas y názis y llevan a los pueblos a la guerra.
    Y se merecen carcel por mucho tiempo.

  3. He trabajado mas de cuatro decadas con los alemanes y estoy orgulloso de ello.
    Pero esto no lo entiendo.
    Yo se que la justcia es una cosa y la politica otra.
    Si no se apoyan los pueblos europeos unos a otros volvemos a la Edad Media.

  4. Totalmente de acuerdo con en el fondo y forma del artículo, me queda la duda el saber si el juez alemán ha tenido en cuenta los más de 1000 manifestantes que “dicen” hubo heridos el 1 de octubre y los más de 350 policías heridos. Son datos de la propia Generalitat, espero que los conozca este lumbreras jurifico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.