Editorial “Pollos sin cabeza”

Editorial “Pollos sin cabeza”

Que Rivera condicione sus propuestas de Estado a sus intereses electorales es de una gravedad sin precedentes. La batallita entre PP y Ciudadanos en términos demoscópicos es tan patética como frívola. Pollos sin cabeza.
Rivera ha anunciado en sede parlamentaria que retira el apoyo al Gobierno de la Nación en relación al artículo 155 y su aplicación en Cataluña. No por motivos de legitimidad democrática, ni siquiera para facilitar un gobierno catalán cuanto antes. Al contrario, por mero interés personal, electoral o, simplemente, por un rebote parlamentario.
Así están las cosas. Se puede discutir la aplicación del 155 o su retirada. Pero es importante en política mantener la coherencia a los propios principios, especialmente en materia de Estado, fundamentalmente en aquellos asuntos que competen a la estabilidad nacional e institucional.
Rajoy, descompuesto y sin novio, se encuentra en una posición sensible mientras se agotan los tiempos y su inactividad se convierte en mítica. Inacción que denuncia el propio Rivera cuando señala que tendría que haber recurrido al Tribunal Constitucional el voto a distancia de Puigdemont y de Comín. ¿En qué quedamos!
Incoherencia tras incoherencia. Como pollos sin cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.